MICROALGAS EN CANARIAS

Clavijo, de viaje al Líbano, pide silenciar la polémica por el turismo

El presidente canario alega antes de irse a Líbano que otros destinos turísticos “ensalzarán” la alarma sobre las ‘microalgas’ pero NC y PSOE la achaca a la “falta de liderazgo” del propio Gobierno canario

Imagen al microscopio de las cianobacterias que forman las manchas en zonas de las costas canarias. BEA
Imagen al microscopio de las cianobacterias que forman las manchas en zonas de las costas canarias. BEA

diario de avisos
Santa Cruz de Tenerife
El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, rompió ayer su silencio sobre el fenómeno de las llamadas microalgas (cianobacterias) en Tenerife (también ya en el Norte de la isla) y en La Palma para pedir “prudencia” sobre este asunto, con el argumento de que “no sobran otros destinos turísticos del mundo que lo van a ensalzar para intentar que los turistas no vengan” al Archipiélago.

Pero desde la oposición parlamentaria, PSOE y NC volvieron a cargar ayer por el “desastre” de la gestión de la información así como la “falta de liderazgo” del Gobierno canario para coordinar con un protocolo a las distintas administraciones públicas, lo que a juicio de estos partidos ha contribuido a generar más preocupación social.

En declaraciones tras participar en la procesión de la Virgen de Candelaria, el jefe del Ejecutivo aseveró además que “en ningún caso este fenómeno tiene vinculación con vertidos ni nada por el estilo”. “Lo que estamos haciendo es dar la información que nos dan los científicos del Banco de Algas, y este fenómeno, que ya ocurrió en 2004, 2011 y 2017, tiene que ver con la calima, la ausencia de vientos y las altas temperaturas”, señaló el mandatario, quien destacó las “muchísimas banderas azules” que ondean en las playas canarias, “lo cual no quita para que el Gobierno siga trabajando para mejorar la política de residuos”.

El gobiernante regional, que esta semana viaja hasta Líbano para visitar a la brigada formada en Canarias y que está allí destacada en misión de paz, insistió en que “hay que quitar alarma a la población, porque es un fenómeno natural”.

Pero la oposición no se cree a pies juntillas la versión del Gobierno canario sobre esta situación que afecta al baño en playas tinerfeñas y palmera. Para el portavoz de NC, Román Rodríguez, “el Gobierno no ha tenido liderazgo, ni inmediatez ni transparencia en esta crisis” y además “ha faltado el protocolo, pues se debió crear un gabinete de crisis con los departamentos afectados, desde el primer minuto, para coordinar a las instituciones y tranquilizar a la opinión pública”. Y si no, Rodríguez retó a Clavijo a “que diga cuántas reuniones ha mantenido el Gobierno, y con qué actas y resultados”. A su juicio “hay un vacío absoluto y una gran incertidumbre, y por eso se generan los bulos, por la pasividad del propio Gobierno de CC, cuya gestión ha sido un desastre”.

En la misma línea, el diputado regional del PSOE Gustavo Matos acusó al Gabinete de Clavijo de “improvisación y pésima gestión de la que posíblemente es la crisis medioambiental mas importante que hemos vivido”.

“El Gobierno se ha despachado este tema con dos notas de prensa, algo que parece obviamente insuficiente, pues el desconcierto entre los ciudadanos es total y sigue sin haber un flujo de información óptimo a la altura de las circunstancias”, mantuvo el parlamentario socialista. Lamentó Matos que “los ciudadanos no saben a qué playa o costa podrán ir al día siguiente, porque no existe un canal de comunicación que lo permita, y sigue sin haber un protocolo claro con el resto de administraciones”. “El fenómeno puede ser natural pero la gestión de esta crisis está siendo un desastre”, apostilló el político lagunero.

Alonso culpa de mala gestión de los vertidos a los ayuntamientos

El presidente del Cabildo tinerfeño calificó de “limitado y muy pequeño” el impacto en los medios de comunicación británicos, alemanes y franceses de la información sobre las microalgas. “Otra cosa es que, este suceso, que según la información oficial está vinculado al cambio climático, vuelva a repetirse en sucesivas campañas de verano, ya que podría tener mayor impacto”, indicó Alonso. Sobre los vertidos al mar, apuntó directamente a los municipios: “Ahí, no hay polémica: la situación está mal, y viene como consecuencia de que los principales responsables, ayuntamientos y empresas municipales ,que gestionan la depuración, no han terminado de hacer su labor”.