ciencia

Auroras en latitudes inusuales: los efectos de la tormenta solar que llega a la Tierra

La NASA contempla varios tipos de consecuencias fruto de las tormentas solares, la mayoría imperceptibles para las personas, pero sí pueden causar daños a los equipos eléctricos por valor de miles de dólares
Tormenta solar. / NASA
Tormenta solar. / NASA

Una tormenta solar masiva está avanzando hacia la Tierra y su llegada está prevista para las próximas horas. La tormenta es consecuencia de una erupción solar, una gran explosión en la superficie del sol que generó, a principios de esta semana, partículas cargadas eléctricamente. Estos elementos son eyectados hacia el Espacio y algunos de ellos salen despedidos a gran velocidad hacia la Tierra.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) dice que el pronóstico sugiere que la tormenta solar será una tormenta G-1 o “menor”, que podría convertirse en una “tormenta moderada” G-2 dependiendo de cómo las partículas cargadas golpeen la Tierra.

Así, según este organismo, las partículas provenientes del Sol tras la erupción del 12 de febrero podrían causar “fluctuaciones débiles en la red eléctrica” y un “impacto menor en las operaciones satelitales”.

Tanto la NASA como la NOAA mantienen un registro de los eventos solares usando telescopios diferentes que ayudan a generar pronósticos geomagnéticos del clima.

Consecuencias de la tormenta

La NASA contempla varios tipos de consecuencias fruto de las tormentas solares. La mayoría de ellas son imperceptibles para las personas, pero sí pueden causar daños a los equipos eléctricos por valor de miles de dólares. De hecho, los principales afectados por las tormentas solares son los satélites de la Tierra. Además, las partículas cargadas también pueden amenazar a las líneas aéreas al perturbar el campo magnético del planeta.

Otra consecuencia, aunque de un carácter muy diferente, son las auroras (boreales y australes), que podrían ser especialmente visibles incluso en lugares no tan habituados a contemplarlas, como los estados de Maine y Michigan en Estados Unidos, o el norte de Inglaterra.

Escala de probabilidad de contemplar auroras boreales. / Daily Mail
Escala de probabilidad de contemplar auroras boreales. / Daily Mail

El flujo, cuando es de mucho tamaño, puede incluso crear corrientes dentro de las redes eléctricas y anular el suministro de energía. También pueden interrumpir las ondas de radio, las coordenadas GPS y sobrecargar los sistemas eléctricos. Una gran afluencia de energía podría fluir a las redes eléctricas de alta tensión y dañar permanentemente los transformadores. Y esto, de ocurrir, sí podría afectar a la vida diaria de las personas.

TE RECOMENDAMOS