política

“Si España quiere pesca y minerales, tendrá que tratar con el Polisario”

El representante de Exteriores de los saharauis ante la Minurso recuerda que la reciente sentencia europea no deja lugar a dudas de que “el Sahara Occidental y Marruecos son dos territorios distintos”

Foto Fran Pallero

El responsable de relaciones exteriores del Frente Polisario ante la Minurso, Mohamed Jadad, manifestó ayer a DIARIO DE AVISOS que “si España quiere pescar o extraer minerales de los yacimientos submarinos en las aguas del Sahara Occidental tendrá que llegar a un acuerdo con el Frente Polisario”.

Las declaraciones de Jadad, de visita en Tenerife con motivo de su participación en un ciclo de entrevistas de la Universidad de La Laguna, guardan relación con la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que ha dado la razón a los saharauis al vetar el acuerdo pesquero que pretendía suscribir la propia UE con Marruecos.
El principal argumento de dicha sentencia radica en que la encomienda de Naciones Unidas a Marruecos sobre el Sahara Occidental limita su protectorado al continente, pero no incluye la explotación de los recursos marinos de las aguas limítrofes.

Como no podía ser de otra manera, este dirigente del Frente Polisario reconoció su alegría por el fallo del TJUE. Entre otros motivos, porque “reconoce que se trata de dos territorios distintos”, a la par que recordó que, tras el mismo, “todos los tribunales europeos, sean españoles, franceses o de otro país, tendrán que atenerse a esa sentencia”.
Para Jadad, otra de las cuestiones a destacar de dicha sentencia es que “no se puede olvidar que Europa es parte del problema que impide el cumplimiento del Derecho internacional en el sahara Occidental, y no solo es un problema porque España nos abandonase a nuestra suerte en 1975, sino también, y es algo muy importante, por la posición adoptada por Francia, que sigue defendiendo por todos los medios a Marruecos, especialmente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

Como es obvio, Mohamed Jadad interpreta los efectos del fallo del TJUE más allá del frustrado acuerdo pesquero, ya que a su juicio “ha quedado claro que, si se trata de cualquier recurso que se pretenda explotar en el territorio del Sahara Occidental, el país interesado tiene que llegar previamente a un acuerdo con el pueblo saharaui. Se acabaron los pactos ilegales que algunas naciones europeas han firmado con Marruecos en años anteriores, porque en realidad se trataba de un robo que el Derecho internacional no permite”, añadió el saharaui.
En línea con tal argumento, Jadad considera que la sentencia sobre la pesca es aplicable a una futura explotación por parte de España de los yacimientos submarinos de metales especialmente apreciados en industrias como la nuclear o las nuevas tecnologías, y que se han encontrado en aguas cercanas a Canarias. “Parece mentira que, en pleno siglo XXI, España siga sin poder delimitar su Zona Económica Exclusiva, y no puede porque no ha llegado a ningún acuerdo con el pueblo saharaui”, declaró Mohamed Jadad, para quien “si España quiere pescar en aguas del Sahara o extraer minerales, tendrá que tratar con el Polisario, porque la sentencia europea está bien, pero tiene que ser un punto de partida para la actuación política necesaria para resolver de una vez este conflicto”, añadió.

En consecuencia, el dirigente polisario reconoció que, de no respetarse la decisión judicial europea y no llegarse a una solución definitiva del conflicto, se prohibirá a las embarcaciones canarias explotar los recursos pesqueros en aguas saharauis.

En una rueda de prensa ofrecida por la mañana, Jadad recordó que “la pesca en aguas del Sahara Occidental es una tradición de Canarias, la respetamos y queremos que continúe, pero no podemos aceptar que sea Marruecos el que negocie y se beneficie de la explotación de los recursos”, tal y como recoge Efe. Jadad recordó igualmente que el Frente Polisario está abierto, desde hoy mismo, a entablar negociaciones y acuerdos dentro del marco legal definido por la Justicia europea para la continuidad de la pesca en aguas saharauis.
Por su parte, el abogado del Frente Polisario, Gilles Devers, manifestó ayer que el objetivo del movimiento es la liberación del territorio saharaui, por lo que subrayó la necesidad de que los gobiernos no conviertan esta causa en una cuestión económica de “simples” derechos de pesca.

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que establece, en virtud de la Carta de Naciones Unidas y del principio de autodeterminación de los pueblos, que Marruecos y el Sahara Occidental son territorios distintos y separados, no debe leerse en clave de ganadores y derrotados, sino en clave de victoria de la justicia y la paz, explicó Jadad.
El pueblo saharaui tiene la ley de su parte, indica el Frente Polisario en un comunicado, y en la rueda de prensa Gilles Devers pidió a las empresas canarias que se abstengan de toda actividad económica en el territorio ocupado de Dajla.

El letrado también destacó que llamar a los empresarios canarios a invertir en las zonas ocupadas del Sahara Occidental es “incitar al delito y a la ilegalidad”.