Caso Gabriel

El féretro de Gabriel abandona la capilla ardiente entre aplausos rumbo a la Catedral de Almería

La madre del pequeño, Patricia Ramírez, ha sido ovacionada en la calle, donde antes de subir al vehículo que seguía al coche fúnebre

EUROPA PRESS

El féretro de Gabriel Cruz, el niño de ocho años muerto en Almería tras estar desaparecido desde el 27 de febrero, ha abandonado la capilla ardiente instalada en la Diputación almeriense desde este lunes para dirigirse a la Catedral de la Encarnación.

Entre prolongados aplausos de los cientos de asistentes que se ha congregado a las puertas del Palacio Provincial, el coche fúnebre blanco adornado con diversas coronas ha iniciado el cortejo a las 10,35 horas escoltado por vehículos policiales y coches oficiales.

La madre del pequeño, Patricia Ramírez, ha sido ovacionada en la calle, donde antes de subir al vehículo que seguía al coche fúnebre, en el que también va la abuela materna del menor, ha lanzado besos a los asistentes, a los que ha vuelto a agradecer su apoyo en estos momentos.

Cabe recordar que la capilla ardiente se mantuvo abierta a la ciudadanía desde las 17,30 horas hasta las 22,00 horas de este lunes, de forma que fueron más de 6.000 personas las que pasaron por el edificio de Navarro Rodrigo a dar el último adiós a Gabriel, llevarle flores, dar las condolencias a la familia y entregar cientos de peces, que se ha convertido en todo un símbolo en este caso.