Antártida

Un pingüino se hace un ‘selfie’ sin querer y conquista Facebook

Un expedicionario australiano dejó su cámara sobre el hielo en una colonia de estas aves y, por fortuna, logró captar una inusual imagen

Los curiosos pingüinos de la colonia Auster. / Eddie Gault
Los curiosos pingüinos de la colonia Auster. / Eddie Gault

Es el sueño de todo fotógrafo: captar a un animal salvaje en su propio entorno y lo más cerca posible. Eso es exactamente lo que ha conseguido el expedicionario Eddie Gault en la colonia de pingüinos Auster, situada cerca de la estación de investigación australiana Mawson, en pleno continente antártico.

El expedicionario antártico australiano simplemente dejó su cámara sobre el hielo cuando visitó la colonia y, poco después, una de estas aves, que son muy curiosas por naturaleza, aprovechó la oportunidad para hacerse un selfie.

Aunque el vídeo al principio muestra a un grupo de pingüinos desde el suelo, uno de ellos decidió aproximarse y, al hacerlo, golpeó con una de sus patas la cámara. La cámara entonces cae, con la fortuna de que quedó en una posición aún mejor. Mirando hacia arriba, el objetivo capturó un primer plano del curioso pingüino, que se entretuvo mirando con mucho interés el extraño objeto. Solo unos segundos después, otro ejemplar se le acercó y juntos examinaron durante un rato el objeto.

Durante aproximadamente medio minuto, los dos emiten sonidos y miran intrigados la pantalla, antes de animarse y sacudir la cabeza y el vientre repetidamente.

En cuestión de horas, el vídeo de la llamativa e inusual hazaña de estos dos pingüinos ha acumulado ya más de 120.000 visualizaciones en la página de Facebook de la División Antártica Australiana.