Tribunales

Declaran culpables a los acusados de matar a machetazos a un hombre en Fuencaliente

La Fiscalía ha solicitado 22 años de prisión para cada uno de los dos acusados, cinco años de libertad vigilada y 150.000 euros de indemnización para el hijo del fallecido

Francisco, uno de los dos inculpados por el crimen de 2015 en Fuencaliente, ayer de espaldas y junto a su abogado, durante el juicio. Andrés Gutiérrez
Francisco, uno de los dos inculpados por el crimen de 2015 en Fuencaliente, de espaldas y junto a su abogado, durante el juicio. Andrés Gutiérrez

El Jurado ha considerado hoy culpables a los dos acusados de asesinar a un hombre a machetazos y cuchilladas en Fuencaliente, La Palma, durante la madrugada del 10 de octubre de 2015.

El Jurado cree probado que los acusados fueron al lugar donde se encontraba la víctima de madrugada para asegurarse de que estuviera durmiendo y no tuviera posibilidad de defensa.

Aprecian ensañamiento porque la víctima recibió 17 heridas causadas por dos armas, un machete y un cuchillo, de ellas, solo tres cortes fueron mortales, por lo que se le causó innecesariamente dolor. Por lo tanto, consideran que hubo alevosía para acabar con la vida de la víctima, a quien creen que asesinaron entre las 2 y 2.30 de la madrugada.

Para el Jurado, la participación de ambos acusados queda acreditada, pues, según el informe del forense, la víctima tenía dos tipos de lesiones causadas por dos tipos de armas distintas y los golpes fueron simultáneos.

Según el veredicto del Jurado, ambos acusados se encontraban en el lugar del crimen por el análisis biológico de la sangre de la víctima encontrada en los tenis que llevaba la acusada y porque en el machete se encontró ADN del acusado y en el cuchillo de los dos.

Por el contrario, no han considerado probado arrepentimiento por parte de la acusada ni que existieran dilaciones indebidas durante la instrucción que deban ser reconocidas como un atenuante.

La Fiscalía ha solicitado 22 años de prisión para cada uno de los dos acusados, cinco años de libertad vigilada y 150.000 euros de indemnización para el hijo del fallecido.