GASTRONOMÍA

Diario de Avisos presenta ‘Postres y dulces de La Palma’

El decano de la prensa de Canarias,en colaboración con Publicaciones Turquesa, ofrece este sábado a sus lectores un libro inédito, el tercero de la colección sobre gastronomía de las Islas

Portada de 'Postres y dulces de La Palma'. | DA
Portada de ‘Postres y dulces de La Palma’. | DA

‘Postres y dulces de La Palma’ es el título del tercer libro de la colección sobre la gastronomía de Canarias que oferta DIARIO DE AVISOS el próximo sábado a sus lectores, en colaboración con Publicaciones Turquesa, editorial canaria que dirige el escritor y biólogo gomero José Manuel Moreno. Este nuevo volumen (una novedad editorial), al igual que ocurrió con los dos anteriores, ‘Cocina típica de La Gomera’ y ‘Mojos de Canarias’, estará el sábado en los kioscos al precio de 2,50 euros, más el periódico. La publicación, coordinada por Concepción Valdivia, ofrece una selección de los postres y dulces más típicos de la Isla Bonita, que gozan de merecida fama en todo el Archipiélago.

Ahí están el Príncipe Alberto, los marquesotes, el bizcochón de Los Sauces, el bienmesabe de queso de almendras, los almendrados, los rosco o bollos de alma, los buñuelos de boniato, las truchas de batata, la pelota de gofio con almendras y miel, el quesillo alférez, las sopas de miel, los suspiros palmeros, las rapaduras de gofio y almendra y las rapaduras blancas.

MESTIZAJE CULTURAL Y GASTRONÓMICO

La Palma atesora una exquisita y variada repostería, fruto del mestizaje de culturas (aborigen canaria, portuguesa, española, inglesa, americana, etc.) que durante siglos ha ido enriqueciendo los recetarios populares con esos sabores característicos de la isla que aportan la almendra, la batata, el queso tierno de cabra, la harina de millo, el azúcar, la miel de caña, etc. Muchas recetas han pasado de generación en generación, mientras que otras son de épocas más recientes, como es el caso del postre Príncipe Alberto, creado por doña Matilde Arroyo a finales de la década de los 50.

Algunos dulces son típicos o incluso exclusivos de La Palma, como las rapaduras, el queso de almendras y los almendrados; otros, como el quesillo, los rosquetes o las confituras, se paladean en todo el Archipiélago. Cuentan también que los afamados dulces palmeros llegaron a las mesas del Vaticano. En 1823, el canónigo Juan María Mastai Ferretti, antes de ser elegido papa, en una visita a la isla de La Palma degustó su repostería, mostrando gran predilección por unos marquesotes sin melar.

Estos comenzaron a llamarse piononos desde que el cardenal accedió al papado como Pío IX, en italiano Pio Nono. Sobre estos piononos dejó constancia el Marqués de Guisla, D. Luis Van de Walle: “Aprovecharemos cualquier ocasión para remitirlos a Roma”. Este libro de Publicaciones Turquesa, que se presenta por primera vez al público con esta promoción especial de DIARIO DE AVISOS, incluye una serie de recetas sencillas y fáciles de elaborar, legado de generaciones, que permitirán explorar los dulces sabores tradicionales de La Palma.

Por ejemplo, una parada obligada para degustar el popular Príncipe Alberto es la Repostería Matilde Arroyo, en Los Llanos de Aridane, donde se sigue elaborando con el mismo primor que la legendaria repostera. Este postre puede elaborarse con bizcochos de soletilla o con una lámina de bizcocho suave sin levadura. Aquí también se puede degustar el bienmesabe más afamado de La Palma, como antaño lo elaboraba la celebre repostera doña Matilde, distinguida con la Medalla de Oro de Canarias en 2009. El queso de almendras es otro de los postres más típicos de La Palma, que se acompaña muy bien con una copita de mistela.

En la repostería típica de la Semana Santa palmera no pueden faltar los rosquetes o bollos de alma. Un buen sitio para probarlos, en su forma más tradicional, es el Monasterio de Cister, en Breña Alta.

De todo ello y mucho más encontrará en el libro ‘Postres y dulces de La Palma’.