la laguna

El Pleno de La Laguna aprueba solicitar la dimisión del consejero regional de Sanidad

La moción de Unid@s, apoyada por el PSOE, pero no por CC, critica su gestión “favorecedora de los intereses de las empresas privadas”

La oposición criticó el cambio de fecha del Pleno. Sergio Méndez

El Pleno de La Laguna aprobó ayer, con el voto en contra de solo CC y la abstención del PP y Ciudadanos, pedir la dimisión del consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, “por su gestión claramente favorecedora de los intereses económicos de las empresas privadas vinculadas con la salud pública”. Así se recoge en una moción presentada por Unid@s se puede “en defensa de la sanidad pública de Canarias y en reprobación de la gestión de Baltar”. En el texto aprobado también se acuerda el apoyo del Ayuntamiento de La Laguna a la movilización en defensa de la sanidad pública prevista para el próximo sábado en varios puntos de Canarias, así como que reclame al Gobierno “un compromiso claro en defensa de la sanidad pública, plasmado en los presupuestos”.

“Rechazamos que se sigan destinando enormes recursos a la concertación de servicios con las clínicas privadas, a un coste superior al que supondría una gestión 100% pública”, recoge la moción aprobada, que reprueba “la gestión sanitaria desarrollada por el Gobierno de Canarias por favorecer los intereses de una minoría y no resolver los graves problemas de salud que sufre nuestra población”. Por último, se manifiesta el apoyo del Ayuntamiento a “los residentes en el Norte y a las entidades públicas y sociales que reclaman un servicio pleno para el Hospital del Norte”.

El portavoz de Unid@s se puede, Rubens Ascanio, enfatizó que hay una “insatisfacción muy importante entre la población”, en cuanto a la calidad de la sanidad pública y denunció que “el propio responsable de la Sanidad en Canarias sea una persona estrechamente vinculada a la sanidad privada, que ha promovido la privatización creciente de los servicios de salud”. Ascanio recordó que Baltar fue vicepresidente de la patronal de sanidad privada ASPE y director gerente de Clínicas San Roque.

A este respecto, el concejal no adscrito Javier Abreu añadió que también “habría que pedir la dimisión del que le nombró, que era perfectamente conocedor de dónde venía”. Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Teresa Berástegui, compartió la afirmación de que “algo está fallando”, pero apuntó que, “antes de tomar cualquier tipo de medida, primero debería ponerse en marcha una auditoría”. Y así lo recogió en una enmienda de sustitución que no logró salir adelante.

La portavoz del PSOE, que votó a favor de esta enmienda, Mónica Martín, añadió que “tenemos claro que algo está fallando porque no estamos siendo atendidos adecuadamente a pesar de que hay financiación”, así como que “hace falta un cambio político, porque los gobiernos de CC han estado gestionando la sanidad todos estos años y no hemos visto ningún avance”. Por su parte, el portavoz de CC, Antonio Pérez Godiño, reconoció que la sanidad pública tiene algunos problemas pero defendió que su situación no es tan crítica como denuncian.

Una sesión plenaria lagunera que estuvo marcada también por las críticas de la oposición por su cambio de fecha, ya que tendría que haberse realizado el pasado jueves pero se retrasó a ayer por la ausencia del portavoz del PP, una razón insuficiente para la oposición.