Candelaria

El Supremo también tumba el proyecto de la piscina cubierta

El recurso de la UTE Centro Deportivo de Candelaria a la sentencia dictada en octubre por el TSJC fue desestimado por el TS, que atiende las razones esgrimidas por Syocsa-Inarsa

El proyecto de la UTE se excedía en los metros cuadrados dedicados a actividades que no tenían que ver con el uso deportivo. DA
El proyecto de la UTE se excedía en los metros cuadrados dedicados a actividades que no tenían que ver con el uso deportivo. DA

El Tribunal Supremo (TS), sección primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, ha inadmitido a trámite, con fecha del 26 de abril, el recurso de casación interpuesto por la UTE Centro Deportivo de Candelaria contra la sentencia dictada el 30 de octubre de 2017 por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), en la que le daba la razón a Syocsa-Inarsa, la otra empresa que participó en el concurso de adjudicación de obra y servicio de la piscina cubierta de Candelaria.

La providencia del TS, conocida ayer en el Ayuntamiento de Candelaria, que no recurrió la sentencia del TSJC, desestima el recurso de la UTE “por falta de argumentación que refute las razones de decidir de la sentencia sobre el incumplimiento del anteproyecto de las previsiones del PGOU de Candelaria sobre los usos terciarios autorizables y número máximo de plantas”. En segundo lugar, recoge el TS, “por soslayar la valoración de la prueba pericial efectuada en la sentencia, en atención a la cual aprecia que en el anteproyecto de obra propuesto elude las disposiciones del pliego de prescripciones técnicas al resultar con creces excesivo, y sin que a la sazón conste acreditada la inviabilidad económica que predica la recurrente de la concesión de la obra pública de la piscina cubierta como interpretación del artículo 248 TRLCSP que pretende”. El TS impone además el pago de costas, 500 euros, a la parte recurrente.

Cabe recordar que la sentencia del TSJC del 30 de octubre fallaba estimar parcialmente el recurso interpuesto por Syocsa-Inarsa SA contra el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Candelaria del 30 de diciembre de 2015, anulando la adjudicación realizada a favor de la UTE Centro Deportivo de Candelaria y todas las actuaciones ulteriores. Dicha entidad debió haber sido excluida del concurso por incumplir el pliego de prescripciones técnicas, además de ordenarse la retroacción de las actuaciones a fin de que el órgano de contratación dictara una nueva resolución, excluyendo la propuesta presentada por la UTE Centro Deportivo de Candelaria, y se resolviera el concurso dictando la oportuna resolución. “Sin que en estos momentos, y constando la paralización de obra, pueda en modo alguno optarse por una supuesta indemnización de daños y perjuicios”.

Volver atrás

Tras conocer la sentencia de TSJC, ahora ratificada por el Supremo, el Gobierno local de Candelaria decidió no recurrirla con el ánimo de sacar adelante el proyecto que ha sido su bandera en este mandato. Desde el Ayuntamiento no se han comunicado los pasos que seguirá a partir de ahora, pero se barajan dos posibilidades: volver a la mesa de contratación y adjudicar el proyecto de Syocsa-Inarsa o comenzar desde cero un nuevo concurso de licitación.