economía

La subida del petróleo amenaza la recuperación económica de las Islas

El anuncio de EE.UU. de romper el acuerdo nuclear con Irán se notará no solo al llenar el tanque, sino en el transporte público, los alimentos, la luz, lavar la ropa o el turismo

El bajo precio del petróleo ha sido una ayuda importantísima para la recuperación económica, especialmente, en Canarias donde dependemos sobremanera del crudo. El hecho de que el precio del petróleo llegara a estar, en sus peores momentos, por debajo de los 50 dólares el barril, ha beneficiado mucho a un sector muy sensible con los hidrocarburos como es el turismo, lo que ha venido muy bien a las Islas.

El pasado día 9, el presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, anunció la ruptura del acuerdo nuclear con Irán, y las reacciones a esta decisión ya comienzan a preocupar en el Archipiélago, como en el conjunto de la UE. De momento, el precio del barril de petróleo Brent (el utilizado en Europa como referencia para determinar el precio de la gasolina) supera ya los 77 dólares, cuando su precio medio en 2017 fue de 54,25 dólares. Es evidente que esto se verá reflejado en la gasolina y, de hecho, ya se está notando. En el caso de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, según datos de la web dieselogasolina.com, el precio del litro de combustible de 98 octanos llegó este fin de semana a los 1,12 euros, y la de 95 octanos, 1,032 euros.

Está claro que la ruptura del acuerdo ha hecho afianzar la tendencia alcista del petróleo que en la última semana ha avanzado cerca de un 3%, que se suma al 15,4% que ha progresado en lo que va de año, y al 52% de los últimos doce meses. Marca su nivel más alto desde noviembre de 2014 y se aproxima a los 80 dólares por barril. Si esta tendencia alcista continúa, los expertos cifran el impacto para España en unos 5.500 millones de euros en 2018. El Gobierno ya ha incluido este alza en los precios en los Presupuestos Generales del Estado, actualmente en tramitación, pero las previsiones con las que cuenta son para un precio del petróleo algo por debajo de los 70 dólares el barril. Por si fuera poco, el Ministerio de Hacienda prepara un aumento de los impuestos que gravan los carburantes, lo que afectaría aún más al precio del combustible.

Pero, ¿la subida del crudo afecta solo a la gasolina? Lo cierto es que no y el incremento del precio del petróleo repercutirá en muchas más cosas de nuestra vida cotidiana. Según explicó a este diario el economista Jesús del Amo, “en una economía globalizada como en la que vivimos, una decisión unilateral de la administración USA afecta a nivel mundial. Cuando pensamos en petróleo”, continúa, “todos pensamos en el consumo de nuestros vehículos, sin embargo, el petróleo tiene múltiples usos más allá de la gasolina. También para muchos productos que se usan de forma diaria como pueden ser aceites, asfaltos, aditivos, plásticos, telas sintéticas, caucho, gomas, látex, vaselinas, pinturas, jabones o detergentes”.

Esto, sin contar con el incremento en los precios del transporte público y aviones y barcos, lo que puede repercutir mucho en el turismo, y en la energía. O sea, en la economía en su conjunto. Es decir, añade del Amo, “no solo se va a encarecer el llenar el tanque, también lavar la ropa, cambiar el aceite del coche o el coste de la bolsa del supermercado”.

Del Amo explicó que Canarias también se verá afectada particularmente con este incremento por varias causas. “Obviamente, una menor renta disponible de las familias, les puede llevar a recortar gastos superfluos, como puede ser el turismo, y si siguen teniendo capacidad de gasto, está claro que el billete de avión se va a encarecer, por lo que una parte de su presupuesto se irá al sobrecoste aéreo y no será gasto en destino”. Pero, más allá del turismo, “casi todas las mercancías que se consumen en Canarias son importadas, por lo que un aumento del precio del combustible supondrá un incremento de los portes que, por consiguiente, serán repercutidos en el precio final que paguemos los consumidores, por lo que, sea por el lado que sea, el impacto va a ser negativo para la economía canaria”.

Los expertos aún no se ponen de acuerdo sobre si este incremento de las últimas semanas obedece a una tendencia puntual o seguirá en el tiempo, lo que sí es cierto, explica Jesús del Amo, es que “a los países productores no les interesa un precio del petróleo por encima de los 80 dólares, porque a partir de este precio las nuevas técnicas del fraking empiezan a ser rentables, especialmente en EE.UU. donde esta técnica (de extracción de gas y petróleo por fracturación hidráulica) es la principal herramienta de los grandes productores de petróleo”.
En este tablero de juego está por ver cómo responde China, indica Del Amo, “que es realmente el principal comprador del petróleo iraní, y se verá si China es capaz de comprar el petróleo iraní que sufra el bloqueo europeo y norteamericano”. “Si bien a Arabia Saudí, rival religioso y político de Iran”, añadió, “tiene la llave del grifo de la oferta y quizás decida aumentar la producción para evitar que Irán se convierta en el proveedor principal de China”.

Con todo esto cabría preguntarse si el gas, que tanto rechazo está provocando en las Islas, podría empezar a convertirse en una auténtica alternativa más barata y limpia al fuel.