voleibol

Europa y la Supercopa, objetivos del Dimurol Libby’s Haris

El presidente del Dimurol Libby’s Haris, David Martín, persigue contar con todos los apoyos necesarios para participar, pues no quiere “renunciar dos temporadas seguidas” a la Challenge Cup

David Martín, presidente y entrenador del Fachadas Dimurol Libby’s Haris. |SM

El único representante tinerfeño en la Liga Iberdrola femenina de voleibol, el Fachadas Dimurol Libby’s Haris, trabaja incansablemente en los despachos para cerrar todos los detalles de la próxima temporada. Hay varios frentes abiertos, destacando, por encima de todos, la posibilidad de participar en la Challenge Cup europea.

El presidente y entrenador tinerfeño, David Martín, está esperanzado en que lleguen a buen fin los contactos con las instituciones. “Esperamos contar con todos los recursos económicos necesarios para aventurarnos en Europa. Es factible, pero hasta que no tengamos el apoyo institucional y los recursos necesarios, no nos embarcaremos en la misma”, pues ya tuvo una mala experiencia hace dos temporadas. “Es verdad que algunas subvenciones no tienen en cuenta que el club compita en Europa y deben modificarse las bases. Y hasta que no se modifiquen, no tendremos la garantía total de nuestra participación”. Por méritos deportivos, Logroño y Haris han logrado su plaza para competición europea, y es muy factible que el Olímpico de Gran Canaria solicite una invitación, como ya lo hizo el año pasado, y seguramente se la concedan.

“No queremos renunciar dos temporadas seguidas a jugar en Europa si lo hemos ganado en la cancha. Tenemos que luchar todos en la misma dirección para lograr los recursos necesarios, no solo depender de las ayudas de las instituciones públicas, sino poder contar con el apoyo de las empresas privadas y colaborar para poder participar en la Challenge Cup”.

Por tanto, el club deberá tocar en las puertas del Gobierno de Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife para llegar a los patrocinios de las respectivas áreas de Turismo y Deportes, pero también buscará la implicación del Ayuntamiento de La Laguna. “Por parte de todas las instituciones hay un compromiso verbal en ayudarnos, pero, hasta que no me digan cómo, cuándo y con qué, no puedo aventurarme”, reiteró Martín.

Indudablemente, “el riesgo es bastante importante, pues hay que avalar con nuestro patrimonio y tener la incertidumbre de saber qué recursos y cuándo van a llegar. Este riesgo y miedo siempre lo tenemos, por eso debemos tener los pies en el suelo e ir con humildad para no endeudarnos”.

Sin duda, las bajas de Arona y Aguere son una mala noticia para el Haris, pues “económicamente va a ser un hándicap tener que desplazarnos a la Península y no a Los Cristianos o al centro de La Laguna. Esos desplazamientos ahora tenemos que ajustarlos en nuestro presupuesto”. Otro de los retos deportivos inmediatos que se abre, tras la renuncia del CV Arona, es la disputa de la Supercopa de España. “El próximo 4 de julio nos reuniremos los equipos y la Federación para decidir el formato. Si es a un único partido, estaríamos encantados de traer la final a Tenerife tras el buen trabajo organizativo de la Copa de la Reina, y de paso nos ahorraríamos tener que desplazarnos a la Península”.

Dos nuevas incorporaciones

El CV Haris ya tiene prácticamente perfilada la plantilla de la próxima temporada tras dar a conocer las renovaciones de Laura Naranjo, Patricia Suárez, Mame Diouf, Sofía Tummino y Sara Urrea, y los fichajes de Belly Nsunguimina, Marta Hurst y Elena Santana. Falta por conocer dos nuevas incorporaciones y el resto de renovaciones.