Economía

Varios agentes coinciden en la necesidad de regular el alquiler vacacional

El alquiler turístico se ha debatido durante el III Gran Canaria Congreso Internacional de Turismo, organizado por el Instituto Universitario de Turismo y Desarrollo Sostenible de la ULPGC

EUROPA PRESS

Empresarios turísticos, hoteleros, operadores turísticos, representantes públicos e investigadores de la ULPGC coinciden en la urgente necesidad de abordar una regulación sobre el alquiler vacacional en Canarias que garantice el desarrollo sostenible del territorio y que evite la economía sumergida.

El alquiler turístico se ha debatido durante el III Gran Canaria Congreso Internacional de Turismo, organizado por el Instituto Universitario de Turismo y Desarrollo Sostenible (TIDES) de la ULPGC, indica la universidad en un comunicado.

El presidente de la Federación de Empresarios del Turismo de Las Palmas, José María Mañaricúa, destacó que su organización es la única en España “que no está en contra de un decreto que regule este nuevo modelo alojativo”, pero que demandan su regulación “para poder competir en las mismas condiciones, y que la vivienda vacacional se convierta en una economía colaborativa, y no como hasta ahora, que ha sido economía sumergida”.

Asimismo, Óscar Ramos, director nacional del touroperador Meeting Point, señaló que el “fenómeno de vivienda vacacional es aún un modo de gestión muy individualizado que resulta poco interesante para los touroperadores, pero que a medida que se vaya regulando y que cuente con una perfecta legalidad, lo será”.

En este sentido, solicitó a los responsables de las plataformas digitales en donde se da cabida a esta nueva oferta alojativa “que sean los primeros que ayuden a regularla y a promover que todas estas viviendas sean legales y cumplan con las condiciones mínimas de calidad, por un sentido de responsabilidad con los potenciales clientes”, explicó, “porque, si no, de otro modo, están favoreciendo la economía sumergida”.

Sobre esta cuestión, la investigadora de la ULPGC, Inmaculada González, que dirige un proyecto nacional sobre economía colaborativa, cree necesario que el nuevo decreto “ponga fácil a los propietarios de viviendas vacacionales gestionar las licencias para que se ajusten a la legalidad y sean la solución perfecta en algunas zonas turísticas”.

Esta tesis fue compartida por el director corporativo del portal Expedia y Homeaway, José Antonio Bonache, que insistió en que este tipo de alojamientos “genera mucha más economía en su entorno”.

Teresa Aguiar, moderadora de la mesa y directora de transferencia del Tides, insistió en la necesidad de vivienda vacacional para fomentar el crecimiento de zonas no turísticas, que actualmente incrementan sus ingresos gracias a ella.

Por su parte, el consultor de la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias, Luís Falcón, recordó que el Gobierno “sólo ha presentado aún un borrador de proyecto que quiere servir como documento base para la negociación entre las distintas partes implicadas”.

El gerente del Patronato de Turismo, Pablo Llinares explicó que desde el Cabildo de Gran Canaria se está procediendo, en la actualidad, “a realizar una consulta por los distintos municipios de la isla sobre este borrador de decreto, principalmente para testar la opinión de los municipios turísticos, donde este borrador limita la vivienda vacacional”.

El viceconsejero de Turismo, Cristóbal de la Rosa, que ofreció una conferencia al inicio del Congreso, destacó que “las nuevas formas de comercialización y la llamada economía colaborativa han transformado la oferta turística de Canarias” y puso en valor la importancia de analizar y debatir acerca de la regulación de este nuevo modelo de negocio.

Así, indicó que el Gobierno de Canarias “tiene la determinación de adaptarse a una nueva realidad que ha aumentado la capacidad de la oferta y la demanda para relacionarse, a través de criterios que garanticen un desarrollo sostenible de la industria y la protección de los derechos del viajero y el territorio”.