CANDELARIA

Candelaria se implica ante la soledad de los mayores

El área de Servicios Sociales ofrece un amplio abanico de actividades para el colectivo, desde fisioterapia, teleasistencia, ayuda a domicilio y comedor social hasta bailes

El singular edificio de Servicios Sociales en Candelaria / NORCHI

Como municipio mayor de 20.000 habitantes, Candelaria ejerce competencias en los servicios sociales, siendo una de las áreas de gobierno más valoradas por los candelarieros, incluso hasta por la oposición. El principal objetivo es facilitar a todas las personas el acceso a cuantos recursos o prestaciones sociales tengan derecho, promover y posibilitar el desarrollo de todos los ciudadanos, orientándoles cuando sea necesario el correspondiente servicio social especializado o demás áreas de bienestar social.

El Ayuntamiento, a través de sus Servicios Sociales, que este año recibe el 10% del Presupuesto municipal, da respuesta a las necesidades sociales de la ciudadanía, avanzando hacia un modelo de calidad de vida centrado en las personas, con especial incidencia en los niños y en las personas mayores, entre las que según la concejala del área, Olivia Pérez, destaca “la soledad de los mayores”.

El CERI

El Centro de Recuperación Integral (CERI) de Candelaria lleva realizando desde hace unos años una gran labor social con las personas dependientes. En la actualidad hay unos 180 usuarios semanales que reciben servicios de fisioterapia, animación, logopedia y estimulación cognitiva. A esos servicios diarios, de lunes a viernes, para los que disponen de un servicio gratuito de guagua que les acerca desde las medianías al recinto ubicado justo al lado del centro de salud y el Ayuntamiento, se suman actividades de conciencia emocional, regulación emocional, autoestima, talleres de relajación, talleres de respiración y actividades de meditación.

Pero también el CERI se acerca a las medianías cuando el usuario no se puede trasladar a él. Así, dentro del programa Bienestar Emocional para Mayores, se desarrolla en Barranco Hondo, Igueste y en el Centro Virgen de Nuestra Señora de Fátima que tiene Afate en Araya, con capacidad para 25 personas, y en donde las personas con alzhéimer realizan ejercicios de memoria y fisioterapia. Los mayores de Candelaria, además, cuentan con un servicio de teleasistencia, del que se benefician 40 usuarios gracias al convenio que el Ayuntamiento tiene con Cruz Roja.

El comedor social da de comer a pensionistas y jubilados por 4,5 euros / DA

Comedor de Mayores

Sí hay un recurso innovador y que tiene una gran consideración en Candelaria ese es el servicio de comedor que presta el alumnado del IES de Punta Larga en las instalaciones del centro de mayores Antón Guanche, en el piso segundo del edificio de la piscina de Candelaria. Allí, los alumnos realizan sus prácticas de cocinas y elaboran unos menús, muchos de ellos especiales para personas mayores, a un precio de 4,5 euros para pensionistas y jubilados de Candelaria, aunque también está abierto para el público en general a otros precios.

El área de Servicios Sociales, que lleva Olivia Pérez, se apoya en las empresas municipales Epelcan y de Inserción para realizar el Servicio de Ayuda a Domicilio, gratuito para personas mayores y gente con discapacidad. De él se benefician hoy 114 personas que reciben en sus casas aseo personal, elaboración alimentos, administrar comida, limpieza, compra doméstica, control de medicación, lavar y tender ropa. Y como proyecto de ocio, El que no corre… baila, que ofrece baile para los mayores las tardes de domingo en la plaza de Teror. “Otra manera de luchar contra la soledad y vulnerabilidad”, según señala Olivia Pérez.