SOCIEDAD

Lotería de Navidad: las cuatro historias canarias que marcaron 2017

Desde los amigos de La Corujera con el segundo premio, pasando por la gasolinera de la suerte y su premio Gordo, y acabando con la predicción de la murga de Garachico, 2017 fue un gran año para la suerte en la Isla

El segundo premio, un huracán para estos amigos de Santa Úrsula. / DA

Desde los amigos de La Corujera con el segundo premio, pasando por la gasolinera de la suerte y su premio Gordo, y acabando con la predicción de la murga de Garachico, 2017 fue un gran año para la suerte en la Isla, por eso, porque vivir es recordar,  hoy en DIARIO DE AVISOS te invitamos a rememorar las cuatro historias más divertidas que dejó el Sorteo de la Lotería de Navidad el año pasado, deseando y esperando que este año se multipliquen las anécdotas.

1. El segundo premio que celebraron unos amigos de La Corujera, en Santa Úrsula
Eladio Pérez Mesa fue el primero en llegar. Pasadas las 9.30 horas ya estaba en el local esperando a sus amigos. Estaba eufórico, y no era para menos: su grupo, 11 jóvenes del núcleo de La Corujera, en Santa Úrsula, se llevaron parte del segundo premio del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad con el número 51.244. “Ela baja, Ela baja, que nos sacamos el segundo”, le dijo el chico que tenía los números cuando lo llamó por teléfono para confirmarle la buena noticia. Al principio le costó creerlo. “Está siempre de broma, pero me decía, te lo juro, que soy un hombre serio. Y como lo noté medio llorando, bajé”, contaba emocionado.

El Norte repite fortuna

2. El surtidor de la suerte y los 3.3 millones de euros repartidos en 2017, un Gordo incluido
La gasolinera La Chasnera, del Grupo Repsol-González, situada en el kilómetro 54 de la autopista TF-1 en dirección sur, se doctoró el año pasado como surtidora de la fortuna al vender por primera vez en su corta historia el Gordo, aunque solo fuera con un décimo de esos dos terminales receptores de lotería que se han convertido en líderes de ventas en Canarias. El primer premio tardó en llegar, pero finalmente el 71.198 salió a las 10.54 horas, cuando para entonces ya la familia González (el patriarca José Miguel y los tres hijos, José, Míriam y Aarón) habían descorchado la sidra por la tempranera visita del segundo premio (51.244), otra vez el segundo, que no falta a la cita con La Chasnera desde 2013, aquel año en que las ocho gasolineras del Grupo González repartieron nada menos que 200 millones de euros.

Granadilla riega de millones la Isla

3. La fiesta de La Palma: “Como si hubiera tocado el Gordo”

El Bar París de San Antonio, en el mismo centro del Breña Baja, celebró por todo lo alto uno de los quintos premios de la Lotería de Navidad. “Como si hubiera tocado el Gordo”, decían las dos jóvenes mujeres que tuvieron, aseguraban entre risas, “la fortuna de venderlo”. Cinco décimos del número 22.253 que convirtieron en una jornada memorable y llena de alegría lo que hasta mediodía había sido una larga mañana de espera más para el administrador y sus trabajadoras. El 22253 cantado a las 12:30 horas en el segundo alambre de la octava tabla, fue el último quinto premio dado por los niños de San Ildefonso a la Isla. Este quinto premio, agraciado con 60.000 euros a la serie y 6.000 euros al número, dejó entre cinco anónimos compradores 30.000 euros.

“Como si hubiera tocado el Gordo”

4. La murga de Garachico que predijo las dos últimas cifras de El Gordo
La murga Los Ferrusquentos anunciaba en septiembre de 2017 su número de la Lotería de Navidad sin mostrar el décimo completo, solo el reintegro, animando a la gente a comprarlo desde la sinceridad más absoluta: “Ya tenemos los décimos para el sorteo de Navidad…pero no te vamos a decir lo de siempre, “y si toca?”, “Este año si” y todas esas frases hechas. Vamos a ser sinceros, hay muy pocas posibilidades que toque el gordo, y pocas de que toque por ejemplo un quinto premio. Eso sí, con un poco de suerte puede tocar el reintegro, y algo es algo”, escribían en su perfil de Facebook junto a la terminación de su boleto. Dicho y hecho, la suerte que El Gordo llevaba el 98, y todos los que tenían el número de la murga se llevaron 120 euros.

Una murga de Garachico predijo de esta simpática manera las dos últimas cifras de El Gordo