sanidad

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública pide la dimisión de Baltar

La Adspc lamenta “la vulneración del derecho fundamental a la libertad de expresión”, fijado en la constitución, y afirmaron que el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, y el Consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, “han preferido la censura antes que entrar a debatir sobre la privatización de la medicina nuclear”

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública en Canarias ( Adspc) reclamó ayer la dimisión del consejero José Manuel Baltar tras los últimos ataques recibidos con la “censura de la valla en Gran Canaria”, que denunciaba el negocio de la medicina nuclear, y la “campaña difamatoria y orquestada” del pasado fin de semana en algún medio de prensa escrita que, para Adspc, “por un lado nos indica quienes son los voceros del poder” y, por otro lado, que vamos por el buen camino, pues “el que se pica, ajos come”.

La Adspc lamenta “la vulneración del derecho fundamental a la libertad de expresión”, fijado en la constitución, y afirmaron que el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, y el Consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, “han preferido la censura antes que entrar a debatir sobre la privatización de la medicina nuclear”.

De los 488 hospitales públicos de España, el Doctor Negrín es el único que cuenta con un servicio de medicina nuclear privatizado, “¿Es que quieren hacernos creer que son los más listos de la clase y los demás consejeros y gerentes de los hospitales son tontos?”, se cuestionaron y recordaron “las históricas reticencias para instalar un PET” en los hospitales Universitario de Canarias e Insular, y lamentaron que “las presiones del negocio montado entorno a la medicina nuclear” hayan influido en esta “notable carencia en hospitales públicos”.