La Laguna

La Esclavitud del Cristo de La Laguna abordará la incorporación de la mujer

Por primera vez en 400 años, la junta directiva de la hermandad fija los pasos a dar en los próximos meses para cambiar los estatutos

ESCLAVITUD DEL CRISTO DE LA LAGUNA
En 400 años, la Esclavitud del Cristo solo la han formado hombres. DA

En el orden del día de la Junta General Ordinaria de la Pontificia, Real y Venerable Esclavitud del Santísimo Cristo de La Laguna, celebrada ayer, eran numerosos los asuntos de interés a tratar. Entre ellos las obras de la segunda fase del Santuario del Cristo, cuyo presupuesto superará el millón de euros, o la elección de la nueva Junta de Gobierno, en la que Francisco José Doblas, actual esclavo mayor, era el único candidato, por lo que se preveía su renovación en el cargo. Sin embargo, el asunto estrella de este encuentro, por su carácter histórico, era el último punto del orden del día, en el que se abordó la incorporación de la mujer a la hermandad, algo que no se había hecho en sus 400 años de historia.

El acuerdo propuesto era la creación de una comisión que se encargará de estudiar este asunto, para, en los próximos meses, poder llevar a cabo otra Junta en la que se trate la modificación de los estatutos de la entidad, lo que permitirá a las mujeres pasar a forma parte de la institución. Y es que, el término “caballero” que se usa en los estatutos excluye cualquier posibilidad de que las mujeres se incluyan dentro de la Esclavitud.

Precisamente esta situación de “discriminación” es la que han denunciado las mujeres que llevan años solicitando formar parte de esta hermandad. Una queja que, finalmente, transformaron en demanda ante el juzgado de primera instancia de Santa Cruz por vulneración de derechos fundamentales.

Ayer, se fijó el plazo en el que ha de celebrarse la Junta extraordinaria para proceder a la modificación de los estatutos para que la palabra caballeros sea sustituida por otra más inclusiva. Doblas afirma que, desde que ostenta el cargo de esclavo mayor, ha defendido la incorporación de la mujer a la Esclavitud del Cristo. Para la junta de ayer, se había reunido en dos ocasiones anteriores con los esclavos mayores de anteriores mandatos. Como el mismo ha reconocido, modernizar una institución tan antigua como la Esclavitud del Cristo, supone una dificultad añadida, de ahí, explica, los tiempos que se han dado para tomar el paso de estudiar la incorporación de la mujer a la hermandad.