SUR

Los empresarios de Arona y Adeje exigen más zonas de aparcamientos

Los comerciantes se quejan de “falta de previsión” a la hora de habilitar nuevos estacionamientos en las zonas turísticas; el problema se agrava aún más con la venta de coches en la vía pública

La venta de coches en la calle reduce los estacionamientos. DA

Faltan estacionamientos públicos en las áreas comerciales abiertas y los parkings son caros. Los comerciantes de las zonas turísticas del Sur se quejan de las dificultades para moverse en coche (los atascos para acceder a núcleos como Playa de Las Américas y Los Cristianos están a la orden del día) y, sobre todo, para encontrar un sitio donde dejarlo. No es el caso de los grandes centros comerciales, que disponen de aparcamientos gratuitos en sus instalaciones, situadas fuera de los principales núcleos poblacionales. Las críticas incluyen también un “servicio público inadecuado, con guaguas que no van donde tienen que ir”, argumenta Víctor Sánchez, presiente de la Asociación de Empresarios de Playa de Las Américas y Costa Adeje (Aepaca), que lamenta la “falta de previsión” a la hora de habilitar más espacios donde poder estacionar, un problema que califica de “muy grave” en el Sur. “Por ejemplo, la avenida de Rafael Puig, en Playa de Las Américas, pide a gritos un parking subterráneo”, afirma, al tiempo que propone una gran área de aparcamientos con servicio de guaguas lanzadera tipo micro.

Antonio Luis González, presidente de la Asociación de Empresarios de Arona, considera “clave” disponer de aparcamientos suficientes para competir con las grandes superficies, “no solo en Las Américas o Los Cristianos, también en Las Galletas o Valle San Lorenzo”.

Los representantes de los pequeños y medianos empresarios reiteran, además, que la venta de coches de segunda mano en plena vía pública, a la entrada de los principales núcleos turísticos, agrava aún más el problema. “Aunque Tráfico ha estrechado su vigilancia sobre esta actividad, solicitando la correspondiente factura a la hora del traspaso, las ventas continúan en la calle y los coches siguen ocupando un gran número de aparcamientos”, afirma González.

A esta situación se unen los atascos diarios en las entradas y salidas de las zonas turísticas y núcleos poblacionales de la costa, que requieren una “solución integral”. “De una vez por todas se debe dar respuesta a las necesidades futuras de aquí a 20 años, pero mientras llega esa solución no nos queda más remedio que seguir con los parcheos”, apostilla el presidente de los empresarios aroneros.