Sur

El asfalto reciclado, la solución a la falta de áridos en Tenerife

La directora insular de Carreteras y Paisaje, Ofelia Manjón, reconoce que el reciclaje tiene mayor calidad, aunque la actual ley no permite utilizarlo en la capa final, por lo que aspira a una nueva normativa que recoja la singularidad del firme de las carreteras de las Islas

Ofelia Manjón, durante unas de las obras de asfalto en las carreteras tinerfeñas / DA

“El asfalto reciclado nos está dando mayor calidad que el asfalto que sacamos de áridos de canteras y es ilógico que no lo utilicemos todo lo que podamos, porque ahora la normativa nos limita hasta un cierto porcentaje en la capa base, ya que la ley de carreteras, a día de hoy, no te permite utilizar asfalto reciclado en la capa final de rodadura”, afirma Ofelia Manjón, directora insular de Carreteras y Paisaje.

Manjón avanza que desde el Cabildo de Tenerife se ha pedido al Gobierno de Canarias una Ley de firmes canaria, porque “es fundamental, porque nuestros áridos no tienen nada que ver con el de la Península y la climatología que tenemos es muy diferente, aplicando una normativa continental en unas Islas que están muy alejadas de ese territorio. Es fundamental, incluso, para ahorrar coste, porque nuestro asfalto base suele ser muy bueno, nuestras carreteras apenas se deforman. El problema que tenemos ocurre en la capa final, por desgaste y los años que han pasado sin mantener las vías, debido a la crisis económica”, comenta Manjón.

La directora insular explica el trabajo que se viene haciendo con el reciclaje desde el Cabildo: “Hay dos tipos de reciclaje, en caliente, lo mezclan las propias plantas con una serie de elementos y vuelves a generar un nuevo aglomerado, con esa técnica a día de hoy nos permite reciclar en torno al 25 ó 30%, y la otra técnica, in situ en frío con emulsión sobre la misma carretera, se trata que a la vez que vas apartando el pavimento viejo lo vas mezclando con betún y lo pones como capa base, nunca como última capa como puede pensar mucha gente. Esto lo llevamos aplicando desde hace doce años y nos permite reciclar al 100%, y ahora mismo lo hemos usado en la TF-11 en Los Campitos o en la TF-82 en Icod de los Vinos. Tras probar en los arcenes de la TF-1 y TF-5 con 5.000 toneladas, en la TF-4, donde ya está casi acabada la obra, nos propusimos reciclar todo lo que podamos y ya llevamos más de 20.000 toneladas de aglomerado, con arcenes y toda la calzada, excepto en la rodadura que no se nos permite”.

Sobre las criticas de algunas empresas asfalteras acerca del abandono del Cabildo de las carreteras en años anteriores, Manjón reconoce que “durante la crisis económica se decidió apostar por las personas y no por las infraestructuras y afortunadamente la crisis ya pasó y desde el año 2016 los presupuestos ya han sido dotados para carreteras”.

Descarta que la apuesta millonaria del Cabildo el año pasado y este año sea un efecto llamada para empresas foráneas, porque “desde 2016 no hemos parado de hacer obras, y en el MEDI viene toda una agenda financiera desde 2016 hasta 2021, y estamos hablando de media en torno a 50 ó 55 millones de euros anuales, y quizás por eso estamos viendo que se están creando nuevas plantas de asfalto en la Isla, pero no se debe hablar de efecto llamada. Es positivo que haya mercado porque eso crea movimiento económico”.

Tampoco está de acuerdo con que el Cabildo de Gran Canaria apoye más a las empresas canarias, porque “llevamos licitando muchísimas obras con empresas asfalteras de aquí. Y en Gran Canaria, por ejemplo, dicen que si no sale la carretera de La Aldea es por Tenerife, siempre hay que oír cosas de estas”.

Lejos de los discursos que se han oído, por ejemplo desde Fepeco, Ofelia Manjón señala que “en Tenerife todavía tenemos áridos suficientes. El árido es fundamental, hasta para la pasta de dientes, es tan fundamental como el agua. Estamos en el siglo XXI y tenemos que mirar por el medio ambiente, con la posibilidad de reciclar áridos de buena calidad. No tenemos necesidad de tener que seguir extrayendo áridos de cantera, porque ahorras en coste, en recursos, y esa es la línea que tenemos que seguir, como estamos haciendo a través de un estudio con la CONCAP. Esta es la senda a seguir, y el Cabildo está dispuesto a ayudar a las empresas asfalteras, porque la maquinaria del reciclaje no es precisamente barata”, afirma Manjón.

“Las carreteras de Tenerife no pueden soportar un coche por persona”

Ofelia Manjón se muestra rotundamente partidaria del tren del Sur y del Norte, porque “teniendo en la Isla un millón de personas y ochocientos mil vehículos, si a ese número de habitantes le quitamos los que no tienen 18 años te sale a más de vehículo por persona, más los 40.000 vehículos de alquiler y los cinco millones anuales que tenemos de turistas anuales es evidente que la solución a la falta de movilidad pasa por el transporte de alta capacidad como los trenes, o corredores para guaguas y luego concienciar a las personas para que apueste por el transporte público y no llegue con su coche de puerta a puerta”, insistiendo en la necesidad de “apostar por transportes de alta capacidad como los trenes, que pueden llevar a 300 personas, porque no hay infraestructura en la Isla que soporte un coche por persona”.

Pero mientras se esperan por los trenes -un proyecto del que se lleva hablando más de veinte años- la prioridad ahora en Tenerife es ampliar la TF-1, el carril Bus-Vao de la TF-5 y culminar el anillo insular. Sobre este último, que Manjón calificó como “un obrón”, señaló que “el expediente lo tiene el Gobierno de Canarias y ya solo está pendiente de licitación”, aclarando que “el túnel de Erjos, que será el más largo de Canarias con seis kilómetros, tendrá dos tubos como el del Bicho de Santiago del Teide, otra cosa es que a cielo abierto en el tramo de El Tanque hasta el túnel sea un carril de ida y otro de vuelta. Lo importante es que comience la obra, que tiene un plazo de ejecución de cinco años, y no va a ser fácil acabarla en ese tiempo, porque es la obra de ingeniería más grande que hemos tenido en Canarias en mucho tiempo.

La carretera vieja

La Carretera del Sur (TF-28) es una de las más bonitas de toda la Isla, auténticamente maravillosa. Hemos ido arreglándola por tramos, ya hemos terminado prácticamente en Arico, ahora estamos en Fasnia y Güímar y hay previsto 8 millones para el municipio de Candelaria, arreglando no solo el asfalto, sino los drenaje, los malecones y arcenes. También, hemos empezado en Granadilla y luego vendrá Arona, para totalizar nada menos que 85 kilómetros de una carretera que para nosotros es como una estrategia. Queremos que sea una carretera donde prime el paisaje, y para ello crearemos algunos miradores y se potenciará también el uso de la misma para el cicloturismo”. Es una carretera que hay que cuidar y mimar, porque después de casi 100 años, a nivel de ingeniería es todo un espectáculo”.

La densidad de tráfico entre Guaza y Los Cristianos “es brutal”, según Manjón / DA

“El Sur es brutal,  de 60.000 a 90.000 vehículos al día”

Manjón considera prioritario actuar en el sur de la Isla, porque “el crecimiento del tráfico es brutal. No había visto nada igual, en tres años hemos pasado de 60.000 a 90.000 vehículos al día en el tramo Los Cristianos-Guaza. Y debemos hablar del sur como un aérea metropolitana, porque la gente del Sur se mueve en el sur, ya no va a Santa Cruz”. También es consciente de la necesidad de buscar una solución a la presencia de vehículos en Las Cañadas del Teide. “No me gusta limitar, pero hay que buscar alguna solución, como hemos hecho en la punta de Teno, donde hemos conseguido preservar el uso de un parque natural y además darle la comodidad al visitante de no preocuparse por el aparcamiento”.