sanidad

Luis Ortigosa: “Los padres no son conscientes de las graves consecuencias que supone no vacunar a sus hijos”

El presidente de los pediatras de Canarias considera que “no hay un ‘lobby’ fuerte antivacunas en España, sin embargo su eco en internet y los medios es potente”

LUIS ORTIGOSA
El presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría, Luis Ortigosa. / SERGIO MÉNDEZ

El presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría, Luis Ortigosa, se mostró partidario de la sentencia de una jueza de Cataluña que da la razón a una guardería pública que denegó la matrícula a un niño no vacunado, pues entiende que “debe prevalecer la salud pública”.

La jueza sostiene en su sentencia que “no vacunar es una opción minoritaria” que pretende “sobrepasar al derecho a la salud del resto de niños y sus familias”. Ortigosa recalcó que hace valer “el derecho de los padres que no pueden vacunar a sus hijos”, y pese a que “no obliga a hacerlo”, incidió en que “no son conscientes de las graves consecuencias que supondría”.

Miembro del comité asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, Ortigosa recordó que en nuestro país, el 95% de los padres “vacunan de manera voluntaria a sus hijos” pero hay miles de menores en los que “está contraindicada” la vacunación: trasplantados, con diversos cánceres, leucemia, etc., por lo que quedan cubiertos “por la protección grupal”.

El presidente regional de los pediatras aseguró que muchos “creen que están haciendo bien al no vacunar a sus hijos, pero están en un grave error y deben asesorarse”. Los movimientos contrarios a la vacunación “no están basados en evidencias científicas” y si “tienen dudas deben asesorarse de las ventajas que supone la vacunación infantil”. “No hay un lobby fuerte antivacunas en España, sin embargo su eco es muy potente a través de internet y los medios de comunicación”, recalcó.

Por ahora, Ortigosa no cree que se llegue al extremo de otros países europeos de obligar a inmunizar a la población infantil. “Francia e Italia ya obligan a vacunar a los niños de unas once enfermedades pues los niveles de vacunación han descendido hasta el 70%, por lo que ya se ha perdido la protección de grupo”.

El año pasado hubo un brote de sarampión que afectó a más de 50.000 personas en Francia, Italia, Alemania, Reino Unido o Bélgica. En España hubo 200 afectados, sobre todo entre la población migrante, no vacunados o que no la padecieron de niños y que forman una bolsa de población, de entre 30 y 45 años, susceptible al contagio”. En este punto recordó el brote que afectó en 2011 a 40 personas en Tenerife contagiadas por un niño.

Luis Ortigosa, presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría. | Sergio Méndez

CAMPAÑA ANTIGRIPAL

Por último se mostró “partidario” de vacunar a los menores contra la gripe pues, son el grupo que tiene el mayor porcentaje de incidencia cada semana y contagian a su familia y su entorno. “Sería muy recomendable. Son los que más se contagian, pero queden minimizadas por las complicaciones entre la población de riesgo y crónicos, sobre todo mayores, más severas y que genera más muertes”.