candelaria

Manolo Ramos será propuesto hoy como Hijo Adoptivo de Candelaria

El Pleno aprobará la propuesta para quien guarda en su casa de Araya un auténtico museo y miles de fotografías con más de medio siglo de historia
Manolo Ramos tiene un auténtico museo en su casa de Araya / NORCHI

La propuesta del concejal de Participación Ciudadana, Francisco Pinto, relativa a la concesión del título de Hijo Adoptivo de Candelaria a favor de Eduardo Manuel Ramos Ramos será aprobada hoy, si no hay sorpresas, de forma unánime por el Pleno municipal.

Manolo Ramos, que llegó a ser concejal del Consistorio candelariero, guarda en su amplia casa de Araya más de un siglo de historia del pueblo que le vio nacer (Valle Gran Rey) y del que le acogió en su juventud (Candelaria). Manolo Ramos es una Wikipedia viviente, gracias a la recopilación de miles de imágenes y sonidos, producto de su amor por la historia, la religión y la música, y de su insaciable capacidad para investigar, tanto, que hasta estudió para detective privado, aunque fue funcionario de la Hacienda estatal. Manolo Ramos nació el 18 de marzo de 1950 en Valle Gran Rey (La Gomera) y, aunque no olvida sus raíces, es hoy un candelariero de pro, como se puede reflejar cuando uno visita su casa, un auténtico museo de Candelaria, municipio que en breve le adoptará oficialmente.

La reprobación a Mari Brito, la duda del Pleno

La reprobación de la alcaldesa de Candelaria, Mari Brito, y todo su grupo de gobierno, por la que el edil José Fernando Gómez (Vecinos por Candelaria) considera una pésima gestión en este mandato, podría salir adelante si acuden los concejales de Coalición Canaria, ausentes en los últimos plenos. Aunque en las comisiones informativas, CC, PP y Sí se puede se abstuvieron, se presume que votarán a favor de la moción, por lo que la reprobación saldría adelante, si la oposición suma nueve votos (son 13 ediles, aunque Vaitiare Rodríguez, de CC, nunca va). Sí se puede, aunque reconoce que la moción está motivada “para buscar un rédito electoral”, señala que la reprobación solo es “no aprobar la gestión”, y en eso “estamos de acuerdo”.

 

 

TE PUEDE INTERESAR