Santa Cruz

El IBI social será gestionado este año por el IMAS para llegar a más gente en Santa Cruz

El concejal de Hacienda, Juan José Martínez, confía en que la gestión directa por parte de los trabajadores sociales consiga incrementar la cifra de beneficiarios que el año pasado alcanzó los 144

Vista de Santa Cruz de Tenerife / SERGIO MÉNDEZ

Los números del conocido como IBI social están obligando al área de Hacienda de Santa Cruz a buscar fórmulas para conseguir llegar a más gente de las 144 familias que en 2018 presentaron una solicitud para recibir esta ayuda. Las previsiones iniciales de esta medida a la que pueden optar los perceptores de ayudas sociales, con una única vivienda y cuyo valor catastral no supere los 40.000 euros, era alcanzar las 1.000 familias. “Hasta ahora Viviendas Municipales era la encargada de su gestión pero este año será el IMAS el que las gestione. Creemos que se simplifica aún más el proceso porque no solo conocen a los posibles perceptores sino que también podrá iniciarse la tramitación en ese momento”, explicó Martínez.

El edil compareció a petición del PSOE para que explicara el escaso de esta medida. Martínez entiende que lo limitado de la ayuda (la bonificación máxima es de 200 euros y la media es de unos 80 euros) ha podido desincentivar a su solicitud. Tanto Izquierda Unida, PSOE como Sí se puede insistieron en que sigue siendo una medida desconocida. “Es una ayuda a la que solo se acoge el 10% de los posibles beneficiarios”, recordó Ramón Trujillo. Martínez defendió que de 2017 a 2018 se produjo un incremento del 240% en el número de solicitudes (se pasó de 60 a 144) y que el presupuesto es de 100.000 euros.