CD Tenerife

Oltra: “Si tuviera que opinar, y no soy de vender humo, creo que el equipo no va a pasar apuros”

El entrenador valenciano llega este viernes a su partido 150 en el banquillo del CD Tenerife. Es el técnico que más ha dirigido al club blanquiazul en su historia

José Luis Oltra
José Luis Oltra, durante su entrevista en el DIARIO. / FRAN PALLERO

El entrenador valenciano llega este viernes a su partido 150 en el banquillo del CD Tenerife. Es el técnico que más ha dirigido al club blanquiazul en su historia. Pero lo que debería ser un motivo de celebración, no lo es tanto por la complicada situación deportiva que atraviesa el equipo. No obstante, Oltra se niega a decir que estén en crisis y augura que no tendrán problemas para lograr la permanencia.

-Llega a los 150 partidos como entrenador blanquiazul en medio de una crisis deportiva. No parece el mejor momento para estar de celebraciones.

“Yo no veo que haya una situación de crisis deportiva. Veo a un equipo que está por debajo de las expectativas tras dos derrotas. Hace un par de semanas no había crisis tras empatar con el Coruña o con el Málaga. Tuvimos un accidente el día del Córdoba, partido que jugamos mal, y el otro día, en el que haces una más que aceptable primera parte y donde a raíz del gol, no compites. Pero de ahí a hablar de crisis, no procede. Aún así es verdad que no esperaba llegar a esta cantidad de partidos entrenados al club en esta situación. Estamos por debajo de lo esperado, pero no creo que haya que volverse locos. No estamos en crisis, lo que hay que hacer es vivir el tiempo presente, que es ganar del Mallorca y ver la realidad de la clasificación”.

– ¿No considera que se hayan dado varios pasos hacia atrás en los dos últimos partidos después de la reactivación que supuso la llegada de los refuerzos?

“Puede ser, pero es que en los momentos buenos no me he mostrado eufórico y ahora no me voy a mostrar depresivo. Soy de afrontar los partidos con la máxima tranquilidad, dedicación y responsabilidad. Sinceramente creo que el equipo está mejor ahora, aunque tenemos dos carencias muy graves que nos han lastrado para estar mejor: la falta de gol y los resultados fuera de casa. Mejor dicho, no es que haya la falta de gol, es que el equipo no está marcando goles. En los dos últimos partidos hemos generado poco, pero llegamos mucho, tenemos fútbol y tenemos jugadores con gol. Y si no los tenemos, los tenemos que buscar entre todos”.

– Pero su equipo tiene el defecto de fallar en ambas áreas. No marca goles y concede muchas facilidades en la portería propia.

“Cuando no marcas tienes que ser mucho más contundente, pero de todas maneras, antes de estos dos partidos estuvimos cuatro sin encajar. Me hace gracia ese análisis, porque lo que se está analizando son los dos últimos partidos. Yo creo que somos un equipo con bastante equilibrio y con unos números bastante aceptables. Tenemos más problemas de cara al gol. Los partidos se abren con un gol a favor y se ponen donde quieren con un gol a favor. Ahí es donde tenemos que mejorar, entre todos”.

– ¿Ese problema de gol es de todo el equipo o de los delanteros únicamente?

“A los jugadores les he dicho que igual que cuando encajas mucho la tendencia es mirar al portero y a la defensa, en el aspecto ofensivo cuando no marcas goles no es solo culpa de los jugadores llamados a hacer gol. Es de todos. Al final tenemos que generar más para tener más acciones propicias. Es un problema colectivo, no individual. Tenemos jugadores con gol, pero nos falta efectividad para marcar goles. Hay un problema colectivo en la faceta ofensiva y entre todos debemos cambiar. Todos somos necesarios y no podemos prescindir de nadie por mal que esté”.

– ¿Lo dice por Naranjo?

“Lo digo por Naranjo o por Nano, que son los dos que más os gustan. Pero los números de Filip también habría que analizarlos. También los jugadores de segunda línea con vocación ofensiva, como Tayron, Montañés, etc. En el caso de Naranjo yo llego, le doy confianza y le pongo, pero llega un momento en el que hablo con él y le digo que ya no lo voy a poner más porque necesito que tome aire, que se tranquilice y se centre. Y está varios partidos sin jugar. Luego lo pongo porque entiendo que lo tengo que poner. Al final hemos puesto y hemos quitado a Naranjo, a Nano a Filip y a cualquiera. Los ponemos y los quitamos en función de las necesidades del equipo. Y no podemos prescindir de nadie y menos en la faceta en la que estamos mostrando más carencias. Hay muchos aspectos, algunos se conocen y otros no, que influyen en el rendimiento de un jugador”.

– ¿Ha hablado esta semana más de lo normal con el jugador?

“Sí, pero eso no va a trascender. Claro que he hablado, ya que yo soy una persona de mucho diálogo y de intentar convencer más que de imponer, que lo hago cuando lo tengo que hacer. Hay momentos para dar cariño y seguridad y otros para leer la cartilla. El otro día está desacertado en todo, pero es fruto de su propia situación. Lo está pasando mal porque quiere rendir, pero por unas cosas u otras, no le están saliendo las cosas como quiere. Por eso cualquier jugador necesita respaldo y cariño. Luego, a final de temporada, se tomarán decisiones y se analizarán los rendimientos”.

-¿Con Dani también ha tenido que hablar más de lo normal esta semana?

“Dani tiene mucha más experiencia y conoce más el ambiente. Cuando estuvo cuatro partidos sin encajar, no vi el debate de quién tenía que jugar. Dentro del grupo se siente respaldado. Es un buen portero que en los últimos partidos quizás pueda haber hecho algo más en alguna acción concreta, pero también necesita el apoyo, cariño, respaldo y seguridad de todos. Lo que pasa es que hay que intentar ser congruentes. Si los medios ven esa crisis y ese peligro real de descenso, vamos a sumar, no se puede restar. Ustedes tenéis mucho que decir con vuestras opiniones”.

– Se le ve quemado con los constantes cambios de criterio que se producen en el entorno blanquiazul.

“Pero convivimos con él. Nosotros nos aislamos porque no podemos vivir en la euforia de hace tres semanas, ni vivir en la depresión de las dos últimas. El profesional tiene que estar por encima de todo esto”.

– ¿Tiene una valoración diferente de los refuerzos invernales después de verlos jugar a casi todos?

“Falta por debutar Mauro (Dos Santos) e Isma ha jugado poco, pero hago la misma valoración de cuando llegaron. Todos son jugadores que aumentan el nivel competitivo, o bien en la demarcación, o bien en el colectivo. En las primeras semanas parecía que ese aire fresco nos había hecho mejorar, pero no hay que olvidar que antes llevábamos una derrota en los últimos cinco partidos. La gente que ha venido es buena, tiene condiciones, hacen que nadie se duerma y que se agite el árbol”.

– Por lo que se ve, sigue sin encontrar la tecla, como dijo la semana pasada.

“Esa frases son las típicas que las dices y sabes que son negativas. Dije que fuera de casa no he dado con la tecla. En casa somos fiables hasta ahora, pero si el viernes no ganamos, dejaremos de serlo. Al final solo vemos la inmediatez. Lo que está claro es que históricamente el equipo ha sido más sólido en casa y esto es una evidencia estadística. Esto ya me ha pasado aquí. El primer año solo ganamos un partido fuera. Al siguiente un montón y subimos y, el otro, otra vez uno solo. Hemos tenido de todo. Creo que fuera de casa hemos tenido partidos con nada, nada, nada de fortuna. Y no es que el equipo no la busque. En Zaragoza, por ejemplo, el equipo hace un partido muy bueno, pero sin muchas ocasiones. Pero las suficientes para ganar. Al final, no pierdes de milagro. El otro día si marca Suso en la primera jugada, te cambia el partido, aunque se puede decir, y es verdad, que luego no tenemos más. Al final esto es un cúmulo de cosas”.

– Pero en casa al equipo no deja de competir.

“Le pasa a la mayoría de equipos. Primero porque crees en lo que haces y, segundo, porque la gente te anima. En casa no puedes dejar de competir porque no te lo consentiría la gente. Aquí la gente te ayuda, te anima y te apoya, de ahí que yo hable del embrujo del Heliodoro y de esas cosas. Fuera de casa acusas los viajes y todo lo demás, pero todo lo que diga no dejarán de ser excusas, ya que el año que ascendimos también viajamos. Hay muchas circunstancias que influyen en rendimiento y no sabes las razones”.

-El partido de la primera vuelta contra el Mallorca fue uno de los peores de la temporada y en él quedó muy marcado Héctor, un jugador que se ha recuperado para la causa. ¿Cómo valora su evolución?

“Para ser sincero, el partido con el Mallorca yo me equivoco en la manera de jugar. No lo llevamos bien a la práctica y desde el minuto uno cometimos demasiados errores. Héctor estuvo en alguno de los goles que recibimos y ese día jugó por decisión técnica. Ahora está jugando bien y aportando. Pero es lo que digo, todos los jugadores tienen condiciones y nosotros tenemos alternativas. Ahora toca jugar nuevamente contra el Mallorca y yo intento que cada partido sea el más importante de mi carrera. Creo que cuando un equipo te ha ganado con tanta solvencia, sí que debes demostrar que puedes competir mejor, aunque lo primero es quedarse con los tres puntos”.

– ¿Le parece exagerado que se hable de riesgo de descenso?

“Hace un par de semanas nadie veía el riesgo de descenso y yo era el que decía que había que mirar la clasificación y vivir el presente. Ahora estamos cerca de abajo, pero yo veo un margen y veo al equipo mejor, más asentado y con más cosas buenas. Si tuviera que opinar, y no soy de vender humo, creo que el equipo no va a pasar apuros, pero es una opinión que en el fútbol es peligrosa. Yo he visto aquí a un equipo que desciende y que estaba planeado para subir, que tenía uno de los presupuestos más altos y con jugadores que luego jugaron en Primera División. ¿Porqué no funcionaron en aquel momento? No se sabe y ejemplos hay mil, porque es fútbol. Pero en este caso, el equipo es consciente de la realidad y responsable. Estoy convencido de que esto va a mejorar, pero no puedo asegurarlo ni puedo decir que estamos fuera de riesgo, ya que cada uno es esclavo de sus palabras”.

– También le aliviará comprobar que los equipos que van por detrás tampoco compiten mejor que el Tenerife.

“Personalmente eso no me alivia. En algún momento no pincharán. Los resultados que son importantes, son los del Tenerife ya que no se trata que haya cuatro peores que nosotros”.

– Los fichajes que se hicieron en invierno forman parte del proyecto de la próxima temporada. ¿Para cuando se hablará de su renovación? ¿No tiene inconveniente en que ese asunto se trata al final de la campaña?

“Lo primero que quiero matizar es que los fichajes lo primero que tienen que hacer es rendir esta temporada, aunque es cierto que se mira más allá cuando se les ficha. Sobre mi futuro no quiero hablar más, ya que he dicho muchas veces que aquí es donde quiero estar. Pero eso parece que puede meter presión al club, pero lo cierto es que me lo tengo que ganar y ganar no es vivir de lo anterior. Me lo tengo que ganar cada día y al final los resultados en esta profesión es lo que avalan mi trabajo. Lo que no quiero es que en el club haya urgencias en este tema. Prefiero que ellos tengan la tranquilidad de escoger el momento, si es que lo tienen que tener y al ellos tienen que pensar en armar un buen proyecto, esté José Luis o no”.