la palma

Fuencaliente reclama el control del acceso al Teneguía para frenar su deterioro

El Ayuntamiento y el Cabildo pactan elaborar un plan de gestión del espacio natural pero la alcaldesa reclama medidas de urgencia para la vigilancia de la zona
El volcán Teneguía
El volcán Teneguía
El volcán Teneguía. / DA

Fuencaliente reclama medidas de control para acceder al Volcán Teneguía y su entorno de manera urgente debido al deterioro que está sufriendo este espacio natural de la isla de La Palma precisamente por la anarquía que reina en las visitas a esta zona de una gran fragilidad. Una medida que reclaman después de constatar en el informe realizado por la Reserva de la Biosfera, cuyo contenido adelantó DIARIO DE AVISOS, que este espacio está sufriendo una considerable degradación por no tener prácticamente ningún control de los visitantes.

Así lo ha confirmado la alcaldesa de la localidad, Mari Nieves Rodríguez (UPF), después de recibir el informe por parte de la Reserva y analizarlo conjuntamente con el presidente del Cabildo, Anselmo Pestana. La regidora fuencalentera indicó que las competencias sobre este espacio natural son del Cabildo de La Palma “desde hace diez años” y el Ayuntamiento, lo que ha hecho, ha sido solicitar este informe a la Reserva de la Biosfera para conocer más en detalle el estado en que se encuentra el Volcán Teneguía y su entorno a través de un acuerdo plenario y reclamar así las acciones que se deben adoptar para mejorar su protección.

Las conclusiones son preocupantes sobre el estado de conservación de esta zona de un alto valor natural y cultural, donde se encuentra el último volcán de España que entró en erupción. “Nosotros lo que pedimos es que se tomen las medidas necesarias para que el acceso a la zona sea controlada porque el entorno está teniendo un deterioro importantísimo”, recalca la alcaldesa, que detalla diversos problemas como el acceso por distintos lugares hasta el Teneguía, lo que degrada todo su entorno, o el hecho de que los visitantes se llevan rocas de la zona.

Además de la protección, indica que a través de esta medida de control y vigilancia, se deben regular las visitas. En este sentido, indica que son muchos los turistas quienes demandan información de la zona, una guía, etc. Con ello se mejoraría también la calidad del servicio turístico.

Otro asunto sobre el que han trasladado su preocupación a Medio Ambiente es el control sobre las bicicletas dentro del espacio natural. También defienden que es necesario una intervención en el acceso por la zona de Los Quemados porque hay riesgo de que se produzcan desprendimiento en el camino.

Tras la revisión del informe de la Reserva, el Ayuntamiento y el Cabildo han llegado a un acuerdo para encargar la redacción de un plan de gestión de este espacio protegido de los Volcanes de Teneguía, para el que, según la alcaldesa, el presidente del Cabildo se comprometió a incluir en el presupuesto insular una partida por valor de 40.000 euros. “Se necesita un plan que concrete los pasos que hay que dar y entendemos que esta inversión es necesaria”, sostiene la regidora de UPF.

Si bien, insistió en la necesidad de adoptar medidas de control y vigilancia en la zona del Teneguía con carácter inmediato antes de que esté aprobado este documento pactado entre sendas instituciones, que “va a llevar su tiempo”.

TE PUEDE INTERESAR