CÉSAR MANRIQUE: EL CENTENARIO DE UN CANARIO IRREPETIBLE (IV)

Los 30 ‘mandamientos’ de César Manrique

Además de un poeta del paisaje, Manrique fue un promotor de la conciencia crítica ante cualquier amenaza al patrimonio natural, lo que le convirtió en un líder de masas. Estos son los pensamientos que moldearon su mirada a la vida

César Manrique
César Manrique

Belleza, estética, medio ambiente, patrimonio natural… son términos asociados a la figura de César Manrique, el icono del arte contemporáneo más aclamado en Canarias. Su virtuoso talento, plasmado en todo tipo de manifestaciones artísticas, desde murales abstractos y esculturas móviles balanceadas por el viento a miradores suspendidos en acantilados y lagos artificiales junto al mar, se sostuvo sobre un sólido ideario determinado por su profunda convicción en el equilibrio entre el progreso y un exquisito respeto al patrimonio natural. Un planteamiento situado en las antípodas del afán constructor que trajo el auge turístico en las Islas a finales de los años 60, cuando el artista, a su vuelta de Nueva York, ya esculpía un diamante en bruto llamado Lanzarote que comenzaba a proyectar los destellos de la utopía que escondía.

Esa confianza en sus principios le llevó a mantener un rumbo fijo en sus creaciones y en su mensaje, en los que ética y estética iban de la mano en una simbiosis grabada a fuego de volcán. Pero esa filosofía también se vislumbraba en su faceta de comunicador y ecologista activista, especialmente cuando se echaba al monte contra el político, constructor o institución pública o privada que infringiera su código moral.

Ahí salía a relucir el César rebelde, desaforado e implacable, el indomable por naturaleza, el que era capaz de coger por la solapa y zarandear a los “asesinos del pensamiento” capaces de herir a su tierra. Su dimensión social le permitía movilizar a una isla entera para ir a la guerra –y ganarla- contra las vallas publicitarias entre el paisaje volcánico o coger un megáfono y plantarse junto a una marea de conejeros en una playa frente a las excavadoras para exigir que se paralizara la construcción de un hotel.

La doctrina ambientalista de César aparece reflejada en un conjunto de reflexiones que más de 25 años después de la desaparición del artista mantienen plena vigencia, lo que avala su pensamiento adelantado a los tiempos. Fue un visionario con todas las letras. Estas son las otras 30 obras de arte que el genio conejero construyó con palabras y que reflejan su forma de interpretar la realidad –la vida, en general y su mirada artística en particular-. Son los mandamientos de César.

César Manrique
César Manrique, en una protesta contra la construcción de un hotel frente a la playa de Los Pocillos, en Lanzarote (1988). DA

1. “No voy a renunciar, bien sea con mis obras o con mis permanentes denuncias, a la lucha por nuestra supervivencia y por la conservación de nuestro entorno”.

2. “La suma de todos los individuos es lo que realmente producirá resultados. Cuando una amplia mayoría de la población sea consciente de la fragilidad y equilibrio del todo, seremos capaces de revertir la destrucción que hemos puesto en marcha.”

3. “Crear con absoluta libertad, sin miedos y sin recetas, conforta el alma y abre un camino a la alegría de vivir”.

4. “La eternidad es un segundo y un segundo es la eternidad”.

5. “Vivimos tan corto espacio de tiempo sobre este planeta que cada uno de nuestros pasos debe estar encaminado a construir más y más el espacio soñado de la utopía. Construyámoslo conjuntamente: es la única manera de hacerlo posible.”

6. “Se trata de vivir cara al futuro, contribuyendo a construir una alternativa limpia, inteligente, de calidad de vida. No debemos desfallecer, hay que seguir adelante, estar vigilantes y mantener viva la conciencia crítica, pues el futuro nunca está conseguido, lo tenemos que hacer desde el presente”.

7. “Tenemos que hacer convivir la industria turística con la defensa del territorio y de la cultura propia. Y esa convivencia es posible, pero, sobre todo, necesaria, obligatoria para no vivir de espaldas al futuro.”

8. “El arte es algo mucho más importante, mucho más profundo, para no caer en la elemental y pobre vulgaridad de la ordinariez humana cada vez más acentuada, cuando no se ha planificado inteligentemente un despliegue de la llamada educación cívica y cultural·”

9. “En los viajes la cultura se nos brinda de una manera fácil y natural, pero hay un fenómeno que tenemos la obligación de difundir que es sencillamente enseñar a VER ya que el hombre tiene una infinita capacidad de adaptación y de información, para que pueda sentir el enorme gozo del análisis en la totalidad de las cosas y no pasarse la vida mirando sin enterarse por no saber ver”.

10. “Tenemos que recoger y aprender de nuestro propio medio para crear, sin tener que partir de ninguna idea establecida. Ésta ha sido la razón fundamental que ha reforzado la personalidad de Lanzarote. No tenemos que copiar a nadie. Que vengan a copiarnos.”

11. “Debemos evitar la destrucción de cada muro viejo, de cada distribución, de cada vivienda en donde el tiempo haya dejado rastro histórico. Su desaparición borraría para siempre un pasado lleno de sentido y de sabiduría aprendida por experiencia de siglos en observación y necesidad de su clima, de su latitud, de su viento, de su luz y de un increíble paisaje que determinaban un resultado de maneras de hacer, que no se puede improvisar en un corto espacio de tiempo.”

12. “Ante la presencia espectacular del destrozo y deterioro sistemático de nuestro planeta, por ese afán desmedido de poder y riqueza, nos encontramos en condiciones de intuir, por ese misterio escondido del instinto, la catástrofe de todo lo que pudiera ocurrir, si no luchamos aportando el esfuerzo de cada uno”.

13. “Hemos empezado a descubrir que todo está interconectado y que la ocupación desmedida del suelo acaba destruyendo a la naturaleza y, por tanto, al ser humano.”

14. “Alcanzar la meta de la utopía es conseguir lo imposible. La utopía puede ser una realidad cuando el alma se manifiesta volcándose con entusiasmo de salto-récord para conseguir esa singularidad de la creación”.

15. “¿Se puede comprender tal torpeza y barbaridad, que por el sólo hecho de las estafas de la especulación, con el sólo propósito de ese afán desmedido de urgente lucro, es capaz de abolir para siempre, y esto es lo grave, todo el porvenir de un país?”.

16. “Lo importante de la creatividad es sacudir las mentes atadas a formulismos establecidos y hacerlas pensar sin prejuicios, con la lógica de una mayor visión del mundo, captando las incomprensibles vibraciones testimoniales de todo lo que nos rodea”.

17. “Tenemos, ahora más que nunca, que luchar para borrar la reinante vulgaridad cotidiana, para afrontar con claridad y calidad una educación que enriquezca a los hombres a través de la cultura y el arte. Un pueblo sin educación está condenado a la ruina”.

18. “Creo que ésta es la misión más importante de un artista de hoy, ya que está siendo testigo de tanto descalabro, de tanta degradación, de tanta contaminación, que si realmente no se siente partícipe de la barbarie de la que está siendo testigo, para defender la estabilidad de la vida en todos sus órdenes, es que el arte tampoco le interesa”.

19. “El hombre, enaltecido por su orgullo desmedido, ha impuesto un sistema de valores caducos que solo han servido para aniquilar su propio sistema de vida”.

20. “Ante el exterminio suicida de nuestro planeta, la intervención de los artistas en defensa de la conservación del medio, se convierte en una cuestión urgente, de máxima responsabilidad, ya que es hora de traspasar las fronteras y ampliar los ambiguos límites del arte”.

21. “He repetido hasta la saciedad el cuidado que debíamos tener en la planificación urbanística, pero la miopía de los gobernantes y el afán de riqueza de los especuladores está derrumbando irremisiblemente el futuro”.

22. “Hemos trabajado con absoluta entrega, logrando el milagro del nacimiento de un nuevo concepto estético, ampliando las fronteras del arte, integrándolo en todas sus facetas en una simbiosis totalizadora que se define como VIDA-HOMBRE-ARTE”.

23. “Estaba seguro de poder aplicar e introducir el arte en la naturaleza, en el medio en que vivimos. Traté de ampliar el concepto estético a los dominios de la satisfacción vital y didáctica”.

24. “Tenemos el deber de empezar a construir la utopía. Afortunadamente, este fenómeno comienza a crecer en las mentes de las nuevas generaciones que, sensibles a las barbaridades que se cometen por parte de los Estados y gobiernos que se creen omnipotentes, intentan establecer otros cauces de convivencia respaldados en la cultura, en la inteligencia y en la defensa a ultranza del medio ambiental en el que vivimos”.

25. “Las enseñanzas de los grandes sabios y filósofos universales, las experiencias de siglos y la infinita sabiduría del equilibrio planetario, no han sido entendidas por el hombre, que en su brutal y despótico empeño en ser la inteligencia máxima del cosmos ha destruido sistemáticamente todo aquello que emanaba belleza propia”.

26. “No creo en el triunfo. El triunfo se mide en la civilización occidental en millones, es un concepto materialista. Yo no le pido a la vida otra cosa que no sea que me permita crear y pintar”.

27. “Por la noche hablo con las estrellas”.

28. “Los canarios nunca han tenido una conciencia exacta del gran lujo que significa vivir aquí”.

29. “Me da pena que en estas Islas, después de haber realizado milagros como el de Lanzarote, donde de la nada se creó una utopía, el Gobierno y las autoridades no hayan tenido la suficiente visión de futuro para darse cuenta, en ese momento, de que había que parar y programar para impulsar una industria inteligente del turismo y así acabar con la especulación caótica que se extiende por toda Canarias”.

30. “La muerte me parece una maravilla, porque no tengo la responsabilidad de seguir existiendo para poder hacer las cosas más atrevidas y divertidas”.