SOCIEDAD

Una comisión pionera en las Islas coordinará las actividades marinas

El Parlamento da luz verde a que se “supervise y monitorice” el cumplimiento de las normas de protección de los cetáceos, pero CC y PSOE evitan que se apruebe el protocolo anticolisiones

El Parlamento da luz verde a que se “supervise y monitorice” el cumplimiento de las normas de protección de los cetáceos, pero CC y PSOE evitan que se apruebe el protocolo anticolisiones
El Parlamento da luz verde a que se “supervise y monitorice” el cumplimiento de las normas de protección de los cetáceos, pero CC y PSOE evitan que se apruebe el protocolo anticolisiones

El Parlamento aprobó ayer la creación de una comisión, inédita hasta ahora en Canarias, que se encargará de coordinar las actividades marinas en las Islas. En ella estarán representadas las instituciones públicas con competencias en la materia (tanto del Archipiélago como del Estado, al que se llamará a participar), comunidad científica, universidades y sector empresarial, y tendrá como objetivo “supervisar, monitorizar y controlar” el cumplimiento de las normas de protección de la fauna marina, el diseño de protocolos de actuación coordinada y eficiente, así como la planificación de estrategias de regeneración.

El abogado especialista en Derecho Ambientalista, Alejandro Quintana, impulsor de la iniciativa junto a la diputada del PP Cristina Tavío, señaló ayer a este periódico que el acuerdo es “histórico en España”, al establecer por ley un foro formado por una quincena de órganos administrativos, de la mano de la ciencia y el propio sector, que supervisará la correcta interpretación y aplicación de las normas protectoras de los recursos marinos, abarcando la pesca, el transporte marítimo y, especialmente, el avistamiento turístico de cetáceos. En definitiva, “llevar a la realidad lo estipulado en el papel”.

“Ahora ya existe un instrumento legal que tendrá la función de ordenar un caos integral que ha imperado hasta hoy sin causa alguna que lo justifique”, indicó el letrado. “Lo que no tiene sentido es que, como ha venido ocurriendo, la Consejería de Turismo dé luz verde a la inscripción de una embarcación para el avistamiento de cetáceos sin que esta disponga del permiso de Medio Ambiente, máxime cuando la actividad principal de la misma es altamente nociva para una especie amenazada”, apostilló.

No obstante, Quintana definió el debate parlamentario de ayer como un “éxito amargo”, ya que CC y PSOE impidieron que se aprobara un protocolo anticolisiones para los barcos de alta velocidad con el que se pretendía reducir el número de muertes de cachalotes en aguas de las Islas.
La semana pasada, sin ir más lejos, apareció un ejemplar de más de siete metros desangrado en las costas de Telde, en Gran Canaria. La enmienda planteaba la elaboración por parte del Gobierno regional de un protocolo para reducir la velocidad de los barcos en las zonas de mayor concentración de cetáceos y que incluyera herramientas que mejoraran la visión.

Las diputadas Nereida Calero (CC) y Rosa Bella (PSOE) justificaron el voto en contra en la falta de tiempo para escuchar a todos los sectores afectados y abogaron por debatir esta cuestión en la próxima legislatura. Científicos y empresas legales dedicadas al avistamiento criticaron la posición de nacionalistas y socialistas.

Respaldo a la reforma de la Ley de Pesca de Canarias

La Cámara regional aprobó ayer la proposición de ley por la cual se reforma la Ley de Pesca de Canarias para adaptarla a las normativas española y comunitaria, y en ella se incluye la pesca turismo, el turismo acuícola y el turismo marinero como actividades complementarias del sector pesquero. La pesca turismo o marinero se desarrolla a bordo de embarcaciones pesqueras por parte de profesionales del sector mediante contraprestación económica, que tiene por objeto la valorización y difusión de su trabajo en el medio marino, productos pesqueros, patrimonio y cultura en la que los turistas embarcados no podrán ejercer la actividad pesquera n