política

El Ayuntamiento de Santa Cruz solo pidió ejecutar la sentencia del caso Las Teresitas cuando aún no se podía

A pesar de los comunicados oficiales, el Consistorio capitalino cambió de estrategia jurídica: en septiembre de 2017 reclamó el dinero y dos meses después ya no lo hizo
A la izquierda, comunicado municipal donde asegura que no se ha pedido la ejecución de sentencia; al lado, la diligencia donde se desvela que sí se pidió. DA
A la izquierda, comunicado municipal donde asegura que no se ha pedido la ejecución de sentencia; al lado, la diligencia donde se desvela que sí se pidió. DA
A la izquierda, comunicado municipal donde asegura que no se ha pedido la ejecución de sentencia; al lado, la diligencia donde se desvela que sí se pidió. DA

Contrariamente a lo reseñado en varios comunicados municipales emitidos en los últimos meses, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife sí ha reclamado la ejecución de la sentencia del caso Las Teresitas, que en la práctica supondría el reintegro de unos 62 millones de euros a las arcas locales, pero cuando lo hizo aún no se podía adoptar esa medida. Además, y también en contra de la versión oficial, el Consistorio capitalino ha cambiado radicalmente de estrategia sobre este asunto, dado que, cuando dos meses después de haberlo solicitado ya se podía llevar a la práctica dicha ejecución de sentencia, no se volvió a reclamar en tal sentido.

Respecto a que sí se solicitó la ejecución de la sentencia (que ya es firme tras la ratificación del Tribunal Supremo), la prueba está en el contenido de una diligencia de actuación dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife el 25 de septiembre de 2017, que reza así: “Respecto al [escrito] registrado con el número 978/17 por la Dirección General del Servicio Jurídico del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, en el cual se interesa instar la ejecución provisional de la sentencia, cabe decir que, habiéndose otorgado nuevo emplazamiento a las partes (…), estese a la espera de dictar auto emplazando nuevamente a todas las partes, del cual se le entregará testimonio para los fines interesados”. Es decir, que el 25 de septiembre de 2017 la Audiencia Provincial se hizo eco de que el Ayuntamiento solicitaba la ejecución de la sentencia del caso Las Teresitas, pero que, como aún estaba por finalizar el plazo de los recursos para las defensas, no se podía proceder a la misma. Además, la diligencia en cuestión nos ofrece otro dato de interés: ese escrito municipal fue presentado el 13 de septiembre de 2017.

Sin embargo, esa “espera” a la que alude la diligencia se prolongó hasta finales de noviembre de dicho año (considerando que el Supremo dio por personadas a las partes), esa es la fecha en la que finalizaron los plazos para los recursos, pero en ese intervalo de tiempo se produjo un cambio de rumbo evidente en la estrategia jurídica municipal, porque no volvió a solicitar la ejecución de la sentencia, a pesar de que, a partir de diciembre de 2017, sí que podía hacerlo, no como dos meses antes, como se ha visto. Sin embargo, la versión oficial de los hechos difiere notablemente de la realidad. Así, en un comunicado del Ayuntamiento capitalino emitido el pasado 29 de marzo, se asegura que “la estrategia municipal de solicitar medidas cautelares, una vez hecha pública la sentencia de la Audiencia Provincial, fue la opción más segura y prudente, en tanto aquella aún no era firme. En este sentido, se descartó en aquel momento solicitar formalmente la ejecución de la sentencia”. En realidad, fue la Fiscalía la que solicitó las medidas cautelares, a las que se adhirió el Ayuntamiento, que sí pidió la ejecución de la sentencia, pero cuando no era posible.

En otra nota oficial, fechada el pasado 21 de febrero, se sostiene que “el Ayuntamiento mantiene inalterada desde 2011 su estrategia jurídica para recuperar el dinero de Las Teresitas”, pero en dos meses (septiembre a noviembre de 2017) se pasó de reclamar el dinero a no hacerlo, que se sepa, hasta la fecha.

TE PUEDE INTERESAR