La Orotava

El tapiz del Corpus ‘revoluciona’ este año el diseño y los materiales

‘La Palabra de Dios a través de los tiempos’ inspira el diseño de la alfombra de la plaza del Ayuntamiento, que homenajea a la primera que se confeccionó en honor al Corpus Christi

Oscar Guerra, Francisco Linares, Delia Escobar y Domingo González presentaron ayer el boceto del magno tapiz que comienza a prepararse hoy. DA
Oscar Guerra, Francisco Linares, Delia Escobar y Domingo González presentaron ayer el boceto del magno tapiz que comienza a prepararse hoy. DA

Comienza la cuenta atrás para disfrutar del magno tapiz de la plaza del Ayuntamiento de La Orotava, que se confecciona cada año con arenas naturales del Parque Nacional del Teide en honor al Corpus Christi y que en esta ocasión será “revolucionario” en cuanto al diseño y a los materiales que se emplearán.

La alfombra de 2019 rendirá homenaje a la primera que se elaboró hace cien años con un motivo religioso por Felipe Machado y por ello se ha decidido emplear también otros elementos utilizados por él como pétalos de flores, pipas de eucalipto y cáscaras de lapas.

También se hará un solo tapiz y no tres, como en años anteriores, que ocupará casi los 1.000 metros cuadrados de la plaza inspirado en el lema ‘la palabra de Dios a través de los tiempos’.

El boceto fue presentado ayer por el alcalde, Francisco Linares; la concejal de Fiestas, Delia Escobar; el párroco de la iglesia Nuestra Señora de La Concepción, Oscar Guerra y el director del tapiz, Domingo González Expósito. Fue este último quien explicó los detalles del diseño, dividido en tres espacios en el que priman los triángulos, cuyos preparativos comienzan hoy.

El tapiz se encuentra dentro de un gran triángulo que a su vez engloba tres espacios temporales: El primero es el que está compuesto por la figura de Jesús predicando y personas a su alrededor, que tendrá un gran colorido. El segundo espacio temporal lo forma la figura de San Francisco de Asís, quien hace algo más de 800 años comenzó a seguir el ejemplo de Jesús. Además, su figura representa en la alfombra los 500 años de la llegada de los franciscanos a La Orotava y la fundación del Convento de San Lorenzo.

En el tercer espacio y quizás, el más importante se puede ver la figura de un niño extendiendo su mano fuera del tapiz “pidiendo ayuda a todas las personas que estén en el balcón del Consistorio” mirando esta manifestación de arte efímero, precisó González. Así, la alfombra mantiene el carácter social y de denuncia pública del que ha estado impregnada en los últimos años. Este espacio será realizado con tonos más sombríos.

El segundo espacio es el rectángulo detrás del triángulo que acaba pareciendo formado por dos triángulos. En ambos está representada parte de una figura que Felipe Machado pudo haber realizado en esa primera alfombra de 1919, de la cual no hay documentación fotográfica que lo corrobore, pero sí hasta cuatro bocetos distintos, dos de ellos muy similares que podrían ser variaciones del mismo.

Esta parte se realizará como se hizo esa primera alfombra con flores y con el uso de bayas de eucalipto, corozos de maíz y cascaras de lapas, en homenaje a los diferentes materiales que empleó el maestro alfombrista hace un siglo atrás.

Como cada año, González hace un “guiño” especial en el diseño. En este caso, son las letras P y S que aparecen dentro de dos círculos violetas extraídas de la Bula de Creación de la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna, hace 200 años.

El tercer espacio está formado por la grandísima guirnalda de flores en la parte superior donde cada flor mide entre 3 y 5 metros de diámetro, todo este espacio estará realizado con arenas naturales del Teide. El diseño de los dos laterales de casi veinte metros cuadrados cada uno ha sido realizado en conjunto con los alfombristas de la Grand Place de Bruselas Brussels Flower Carpet Association.