justicia

La Junta Electoral remite al fiscal las vallas contra Pedro Sánchez

El Ministerio Público valorará si hay indicios de delito por el uso de la iconografía ajena y porque los anuncios no están firmados; el mensaje, uno de los lemas de campaña de CC
Los anuncios se exhibieron durante la reciente visita de Sánchez a las Islas. Fran Pallero
Los anuncios se exhibieron durante la reciente visita de Sánchez a las Islas. Fran Pallero
Los anuncios se exhibieron durante la reciente visita de Sánchez a las Islas. Fran Pallero

La Junta Electoral de la provincia de Santa Cruz de Tenerife ha remitido a la Fiscalía una queja presentada por el PSOE a cuenta de unas vallas publicitarias que se instalaron en varios puntos de Tenerife y Gran Canaria y en las que se arremete contra el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que en esos días visitaba las Islas con motivo de las inminentes elecciones generales.

Dicha decisión de la Junta Electoral es debida a sus dudas acerca de si las vallas en cuestión son constitutivas de un delito electoral como los que se tipifican en el artículo 144.1 b) de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg).

Dicho artículo está incluido en la Sección Segunda de esa ley, dedicada a los delitos electorales. Así, el referido artículo 144 se reserva a los delitos en materia de propaganda electoral, que “serán castigados con la pena de prisión de tres meses a un año o la de multa de seis a veinticuatro meses”. En concreto, su apartado b describe como delito “infringir las normas legales en materia de carteles electorales y espacios reservados de los mismos, así como las normas relativas a las reuniones y otros actos públicos de propaganda electoral”. Para el caso que nos ocupa, las dudas sobre si estamos ante un acto delictivo radica en dos aspectos: el uso de la iconografía que utiliza el propio PSOE (tanto el eslogan de campaña como sus logotipos) y el hecho de que nadie se responsabilice de estos anuncios electorales, algo expresamente prohibido por la legislación vigente para impedir, entre otras cosas, financiación ilegal de los partidos. La decisión de la Junta Electoral se debe a que, en caso de confirmarse tales indicios delictivos, ello paraliza el proceso desde su perspectiva, que es la administrativa. O, lo que es lo mismo, o el caso va por lo penal o por lo administrativo, pero nunca por las dos vías simultáneamente.

Además, el hecho de que nadie se responsabilice de estos mensajes electorales puede activar una nueva vía, la del Tribunal de Cuentas, dado que, en caso de que ningún partido se responsabilice de las mismas, podría darse la aludida financiación irregular.

Cuando el PSOE presentó su queja por esta causa, lamentó lo que entiende como “malas artes” y “juego sucio” de una campaña publicitaria que “degrada la imagen y el nombre del partido” con vallas en las que aparece el rostro del presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, junto a una modificación de las siglas (de PSOE a POSE) y la frase “paga lo que debes”, un mensaje reiterado hasta la extenuación por el Ejecutivo regional de Coalición Canaria (CC).

“Nos han trasladado verbalmente que, detrás de esta malévola acción, está un partido político y, además, qué partido político es. Pero solicitaremos esa ratificación por escrito al objeto de hacerlo público”, señaló en su momento la dirección del PSOE canario, sin que conste que haya recibido respuesta alguna.

TE PUEDE INTERESAR