educación

Xuxo Ruiz: “La magia enciende y mantiene el interés y la curiosidad de aprender de los niños”

Mañana impartirá una charla en Los Realejos, Xuxo Ruiz Domínguez, el profesor andaluz que enseña a través de la magia y el ilusionismo, y cuya labor le hizo acreedor a ser nominado en 2018 entre los 50 finalistas del Global Teacher Prize, considerado el Nobel de la Educación. Hace más de 20 años unió sus dos grandes pasiones: la magia y la educación, creando un método utilizado actualmente por cientos de maestros de todo el mundo
Xuxo-Ruiz-Domínguez maestro y mago. /DA
Xuxo Ruiz Domínguez, maestro de Primaria que imparte su docencia utilizando la magia como recurso. | DA
Xuxo Ruiz Domínguez, maestro de Primaria que imparte su docencia utilizando la magia como recurso. | DA

Xuxo Ruiz Domínguez (Cádiz, 1975) enseña a través de la magia y el ilusionismo en un colegio público de Sevilla, labor que le hizo acreedor a ser nominado en 2018 entre los 50 finalistas del Global Teacher Prize, considerado el Nobel de la Educación. Hace más de 20 años unió sus dos grandes pasiones, la magia y la educación, creando un método utilizado actualmente por cientos de maestros de todo el mundo que consiguen mejoras en el aprendizaje de sus alumnos. Es autor del libro Educando con Magia (2013), traducido a varios idiomas -y que ya va por la quinta edición-, un texto en el que expone su metodología como recurso didáctico. También coopera con la Fundación Abracadabra acudiendo a los hospitales a alegrar a niños enfermos de cáncer. Así logró batir el récord Guiness en 2010 al dar la clase solidaria más grande. Este maestro impartirá mañana en Los Realejos una conferencia-taller motivacional abierto a docentes, niños y familias.

-¿Cómo unió sus dos pasiones, la magia y la docencia?
“Cuando empecé a impartir la docencia, hace 20 años, vi que había un alto nivel de desmotivación y aburrimiento en las aulas. Por aquel entonces no había tanto interés social por la neuroeducación, la neurociencia, pero yo sí sabía, por experiencia propia, que cuando ibas motivado y con ganas al cole, aprendías mejor y más fácilmente. Así decidí unir mis dos pasiones, aplicando el ilusionismo con el alumnado, haciendo divertidas las explicaciones o los repasos de los contenidos de clase”.

-¿Qué cambios más significativos ha notado que han experimentado sus alumnos con su aplicación?
“Empecé a notar cambios en la actitud de mis alumnos, llegaban más motivados a clase, aprendían de una forma diferente y empecé a estudiar, investigar de qué forma podría aplicar en la clase diferentes juegos de magia. Hace poco me encontré a un antiguo alumno que ya está en la Universidad y, además de recordar varios momentos, me contó que era muy tímido y gracias a la utilización de la magia ahora es más atrevido, le ayudó a ganar autoestima y vencer su timidez. También inculco el esfuerzo diario para intentar mejorar más, no comparándose con otros, sino consigo mismo”.

-Compartió esta experiencia en 2013 en un exitoso libro. ¿Qué explica en el mismo?
“El libro Educando con magia es pionero porque, hasta ese momento, a nivel mundial nadie había tratado de usar la magia como recurso didáctico. Explico por qué y cómo hacerlo, qué me llevó hasta ahí y, en la parte central del libro, muestro más de cien juegos de magia aplicados a diferentes partes del currículum: a las ciencias, la lengua, el pensamiento lógico-matemático, el desarrollo de la creatividad, la psicomotricidad. Es un estudio bastante completo”.

“Mis clases no son un show continuo”

-¿Se puede utilizar la magia en todas las asignaturas como recurso para reactivar al menor?
“Comencé como profesor de Educación Física, pero desde hace 10 años soy tutor de Primaria, así que doy Lengua, Matemáticas, Ciencias, Arte, Plástica, Cultura digital, de todo. Se puede, se debe y yo lo hago a diario. Lo que si quiero dejar claro es que mis clases no son un show continuo, soy un maestro y tengo los pies en el aula y sé los problemas que tiene el docente, y lo que hago es utilizar la magia y el ilusionismo como un recurso, porque tiene un alto nivel de motivación, enciende y mantiene el interés y la curiosidad de aprender de los niños, porque les emociona, y hace curioso e interesante la materia que enseño. La utilización de la magia es un recurso más, unas veces lo hago yo, otras veces los niños, pero también hay momentos para hacer la tarea, para trabajar en grupo, etc. No sería posible dar una clase donde solo hiciéramos magia”.

-Ahora estamos más abiertos a estos avances en la comunicación de las materias. ¿Ha tenido problemas con algún padre?
“Nunca he tenido problemas porque cuando los padres veían que sus hijos iban más contentos y motivados a clase, estaban mejorando sus calificaciones, aprendían a hablar en público y a hacer juegos de magia, la verdad es que nunca he tenido opiniones y reacciones tan reacias. Estoy muy contento porque cada vez son más los maestros que a nivel mundial están aplicando la magia y todos sus beneficios”.

-Ha sido premiado por implantar este método de enseñanza. Estará muy satisfecho por ello?
“Sí, he sido finalista en el Global Teacher Prize 2018 o me han concedido el Premio al Mérito Educativo 2015 en Andalucía. La mayoría de los docentes se desviven por dar una educación de calidad, hay muchos que lo hacen desde el anonimato. Yo me considero un profesor más”.

-También asiste a los hospitales. ¿Cómo se siente al dar una clase allí junto a sus alumnos?
“Soy mago desde pequeño, y desde que empecé a trabajar con niños voy periódicamente al hospital a hacer trucos de magia a los pacientes ingresados. Colaboro desde hace 15 años con la Fundación Abracadabra impartiendo clases solidarias, una labor que la trasmito a mis alumnos y, desde el año pasado, vienen una vez al mes conmigo. Gracias a la magia estoy logrando que mis alumnos repasen asignaturas, desarrollen su creatividad, aprendan a hablar en público y transmito valores como la bondad, la compasión, la ayuda al prójimo y creo buenas personas”.

“El profesor tiene que tener una mochila llena de recursos, y uno de ellos es utilizar la magia”

-Mañana dará una conferencia en Los Realejos. ¿Qué ideas principales expondrá en la misma?
“Será una mezcla entre conferencia, taller y show donde explicaré como usar la magia y el ilusionismo en clase. Los asistentes aprenderán a hacer magia, porque la magia educativa la puede aprender todo el mundo y no se necesita una habilidad especial. Todos aprenderán a hacer como mínimo tres juegos de magia que aplicarán de inmediato. Y, además, habrán sorpresas. Me gusta que acudan niños porque así podrán ver cómo funciona la magia con ellos, cómo aprenden al momento, cómo desarrollan las habilidades comunicativas, y veremos cómo el ilusionismo puede ayudar a repasar las asignaturas de una forma divertida”.

-¿En qué proyectos está trabajando, quizás en un nuevo libro o un programa de televisión?
“Todavía no hay definido ninguno. Ahora estoy compartiendo mi magia educativa, que cada vez está llegando a más colegios y afortunadamente la aplican más docentes. Sobre todo, estudiantes de magisterio, lo que me alegra mucho. El docente del futuro es el que tiene que estar más preparado y conocer las diferentes alternativas. El profesor tiene que tener una mochila llena de recursos, y uno de ellos es utilizar la magia, saber comunicarse con su clase, conocer la psicología de los pequeños, contar cuentos…”.

TE PUEDE INTERESAR