Gastronomía

Canarias, en la hoja de ruta de la bodega Hermanos Lurton

Los vinos de la bodega Hermanos Lurton son distribuidos en la Península Ibérica por Perelada-Chivite, que en Canarias está representada por INCABE-Heineken.

La bodega Hermanos Lurton, cuyos orígenes están en una de las familias con más renombre de la viticultura de Burdeos, ha sabido aprovechar las inmensas posibilidades de dos uvas españoles como son la verdejo en Rueda y la tinta de Toro, en Zamora, para elaborar unos vinos que ahora promocionan en Canarias. Para esta campaña ha viajado a Tenerife, Mathilde Bazin de Caix, gerente de la bodega, quien ha comentado la cata que tuvo lugar días atrás en el Campo de Golf Costa Adeje acompañada de la representante para las Islas de Perelada Chivite, Isabel Díaz y el área manager David López.

Los vinos de la bodega Hermanos Lurton son distribuidos en la Península Ibérica por Perelada-Chivite, que en Canarias está representada por INCABE-Heineken.

La historia de esta bodega, comienza cuando Jacques y François Lurton, cuyo padre André Lurton lidera una de las familias con más renombre en la viticultura bordelesa, llegan en 1990 a Rueda para vinificar la uva sauvignon blanc. Estos aventureros de la viña enseguida se percatan del enorme potencial de la verdejo, y dos años más tarde levantan su propia bodega. “La sutileza de sus aromas, su redondez, su longitud y su complejidad cuando el vino se ha criado en barricas de robles”, son algunas de las características que cita François sobre esta varietal, que se ha convertido en la joya de la corona de la bodega.

El olfato de François para descubrir las potencialidades de la uva le lleva a descubrir otra varietal como es la tinta de Toro y con igual empeño que con la verdejo, decide en 1998 comenzar a elaborar estos vinos.

Mathilde Bazin, ante un nutrido grupo de sumilleres y representantes del sector de la restauración del sur de Tenerife, presentó esta bodega que además de en España elabora vinos en Argentina, Chile y Francia.

La cata comenzó con un Hermanos Lurton de 2018 elaborada con sauvignon blanc, la uva que llevó a los bodegueros a iniciar su periplo español. De color amarillo pajizo, muy fresco y sabroso en boca.

Le siguió un Hermanos Lurton, ya con la verdejo de 2018, con una crianza sobre lías durante tres meses sin roble y elaborado con viticultura ecológica en el que se aprecia el buen hacer y los conocimientos de estos bodegueros. Toda una joya de la expresión de varietal de la DO Rueda.

La cata continuó con un Hermanos Lurton, Cuesta de Oro 2017, también de la varietal verdejo, que es el primero que la bodega fermenta en barrica francesa. Muy elogiado por las críticas de la Guía Peñín o James Sucklig.

Abandonados los blancos, que impresionaron a los asistentes a la cata, le correspondió el turno a la uva 100% tinta de Toro con un Hermanos Lurton 2013 Cuesta Grande, con crianza de 12 meses, elaborado con viticultura ecológica y vendimia manual. En nariz es expresivo, recuerdos a frutos rojos y ligeras notas especiadas y en boca, equilibrado y suave.

La última presentación fue para un Piedra Negra, malbec reserva 2016, elaborado en el valle de Uco, en Mendoza (Argentina), un proyecto desarrollado con una uva autóctona en un viñedo de 20 años de antigüedad. Color rojo rubí con reflejos cereza. Complejo, con una mezcla de bayas rojas y de los aromas picantes. Un vino estructurado y complejo, con taninos agradables.