santa cruz

El baile de magos revive el espíritu añejo de Santa Cruz

Más de 10.000 personas disfrutaron anoche de la 84 edición de uno de los actos más tradicionales de las Fiestas de Mayo de la capital, que hoy cumple el 525 aniversario de su fundación
Baile de Magos de Santa Cruz. DA
Baile de Magos de Santa Cruz. Sergio Méndez

Más de 80 años han pasado desde que el Teatro Guimerá acogiera el primer Baile de Magos de la capital, allá por 1935. Entonces, la rondalla Masa Coral Tinerfeña, que se fundó en 1930, organizó ese primer Baile de Magos de las Fiestas de Mayo. Anoche la tradición se revivió en Santa Cruz con un encuentro en el que los participantes superaron los 10.000. Las 652 mesas dispuestas y repartidas por las calles de La Noria, Candelaria, Bravo Murillo, Afilarmónica Nifú-Nifá y Campo Castro se llenaron.

Las parrandas, el gofio amasado, el buen vino de la tierra y las mejores viandas típicas canarias fueron las protagonistas de la noche. Las puertas se abrieron a las nueve, y, poco a poco, los participantes fueron fluyendo, la mayoría, correctamente ataviados con trajes típicos. Una ligera llovizna acompañó parte de la velada, aunque eso no hizo que decayeran las ganas de fiesta de la mayoría de las participantes.

Como viene ocurriendo ya desde hace unos años, en los distintos accesos se iba contabilizando a los asistentes para no sobrepasar el aforo del recinto, que es de 11.000 personas. La plaza de Europa y el Campo Castro fueron los escenarios elegidos para la celebración del tradicional Baile de Taifas, que este año contó con las actuaciones de los grupos folclóricos Los Majuelos, Princesa Dácil, Los Aceviños, Delicias del Teide, Jariguo, Tonique, Nijota, Bienmesabe, Peña del Lunes 1965 y Parranda El Abuelo.

Los más jóvenes del baile tuvieron con la verbena popular otro momento destacable de la cita, con las actuaciones de la Orquesta Olympia y Pepe Benavente, en el Charco de La Casona, que se inició ya pasada las doce de la noche. De la misma manera que en ediciones anteriores, la entrada al Baile de Magos fue gratuita.

Ofrenda a la Virgen

Antes del inicio del Baile de Magos tuvo lugar la celebración de la Ofrenda Floral a la Virgen de la Candelaria. Un acto que recuperó en esta edición el Ayuntamiento capitalino tras cinco años de ausencia. La Ofrenda a la Patrona de Canarias dio comienzo a las 20.00 horas, en la plaza de La Candelaria. El periodista santacrucero Zenaido Hernández fue el encargado de presentar el acto, que tuvo una duración de una hora.

Hasta la Concepción se puso de fiesta

“Esto no me lo pierdo más”. Esta frase, pronunciada con algo de sorpresa por una joven pareja en el Baile de Magos, muestra en lo que se ha convertido esta celebración para muchos: un rato divertido compartido con familia y amigos y en el que la comida es el eje sobre el que gira la velada. Anoche, además, y por primera vez en los últimos ocho años, los mismos que lleva José Manuel Bermúdez de alcalde, la torre de la iglesia de La Concepción lucía completamente iluminada. “Lo llevo pidiendo desde que entré en el Ayuntamiento y por fin este año ha podido ser”, detalló Bermúdez, quien aseguró que la de anoche es una de las más solidarias de todo el año: “La gente se trae su propia comida y la comparte con el resto de los asistentes. Es un baile en el que se promueve la convivencia y, año tras año, las familias reservan las mismas mesas para disfrutar de lo que para ellas es ya una tradición”.

Y eso es lo que es para la familia de Roberto, que se crio en el entorno de La Noria y no fue capaz de cuantificar los años que lleva asistiendo al Baile de Magos. “Muchos, muchos años”, fue lo único que pudo decir. En su mesa se podía disfrutar de arroz, conejo, frangollo y buen vino, entre otras viandas.

También es una tradición para Aurelio y Mari Carmen, con la diferencia de que ellos vienen de bastante más lejos que del entorno de La Noria. “Venimos cada año desde la Península, de Torremolinos”. Cuenta Aurelio que entre 2010 y 2013 vivieron en Santa Cruz y se aficionaron mucho al folclore canario y, por supuesto, al Baile de Magos: “Venimos todos los años”. Es tanta la afición que siguen a Los Sabandeños allá donde se presenten. “Venimos todos los años al festival Sabandeño, para el de este año ya he comprado los billetes para venirnos en septiembre”, decía sonriente con un vaso de vino en la mano.

Solo unas mesas más arriba estaba la de Susi, que, después de dos años sin asistir por el fallecimiento de su madre, anoche volvía a ocupar la mesa que siempre había ocupado su familia desde se trasladó la fiesta al entorno de La Noria. “Fuimos al último que se hizo en La Alameda y desde entonces no nos habíamos perdido ninguno”.

Y justo enfrente de la mesa de Susi, la de Paco Tacoronte, un clásico de este Baile de Magos. Este año su mesa la preside una imagen de San Lázaro. “Llevo 25 años viniendo al Baile de Magos y todo lo que hay en la mesa lo hago yo”, comenta con orgullo. Entre los elaborados platos destacan los postres, y entre ellos, sin duda, los pestiños, ganadores ya de unos cuantos premios que puede que repitan este año.

 

TE RECOMENDAMOS