La Matanza de Acentejo

El parque El Montillo de La Matanza, la apertura más esperada

Tras una década de obras el mayor parque de la comarca ocupa un espacio de 57.547 metros cuadrados en pleno corazón del municipio y ya puede ser disfrutado por el público

Parque El Montillo La Matanza de Acentejo
El lugar cuenta con un gran parque infantil con pavimento de arena destinado a los más pequeños. Mario González

Hubo que esperar más de diez años aunque quienes ya lo han visitado dicen que valió la pena. El pasado fin de semana, el segundo desde que El Montillo se abrió al público, no había donde aparcar.

Es el mayor parque natural de la comarca, al ocupar un espacio de 57.547 metros cuadrados de manto verde ubicado estratégicamente en pleno corazón de La Matanza de Acentejo, de los cuales más de 30.000 están en uso ya que el resto pertenece a una segunda fase que todavía falta por acometer.

Una gran cascada natural con un lago navegable, anfiteatro al aire libre, un gran parque infantil con pavimento de arena, parque de módulos biosaludables y rehabilitadores, zona de tirolinas, una cancha de fútbol playa, y un circuito canino, además de cafetería y zona de merendero, hacen que el lugar sea idóneo para el disfrute de grandes y chicos, que pueden caminar por senderos y bancales con especies endémicas.

Este paraje no se concibe como una actuación aislada, sino que se integra en uno de los principales y más sólidos ejes de desarrollo de la localidad, junto al Complejo Deportivo Municipal y el auditorio, inaugurado en diciembre del pasado año y por el que ya han pasado más de 4.100 personas y se han desarrollado una quincena de espectáculos. Todos estos espacios articulan una zona interconectada para la cultura, las artes y el ocio deportivo y medioambiental, que a su vez resultarán productivas y beneficiosas para el tejido comercial de la localidad.

Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos del grupo de gobierno que dirige Ignacio Rodríguez y uno de los más esperados por parte de los vecinos de la localidad norteña tras una apertura frustrada a finales de marzo por razones técnico-administrativas.

El proyecto comenzó en el año 2009 con un proceso de expropiaciones y desde entonces, ha avanzado poco a poco pero sin detenerse hasta convertirse en realidad.

En los últimos años el parque fue abierto en varias ocasiones para actos significativos como el Día de la Familia pero los vecinos esperaban con ansia que pudieran ser para el disfrute de todos los ciudadanos.

Parque El Montillo La Matanza de Acentejo Parque El Montillo La Matanza de Acentejo Parque El Montillo La Matanza de Acentejo Parque El Montillo La Matanza de Acentejo
<
>
El lugar cuenta con un gran parque infantil con pavimento de arena destinado a los más pequeños. Mario González

Segunda fase

No obstante, todavía faltan las obras de la segunda fase, que incluyen la construcción de un skate park, completar detalles de la señalética y crear en la zona próxima a la cafetería un campamento con ocho estructuras tipo pajar, que permita acoger a unos 60 niños y jóvenes, confirman desde el grupo de gobierno. Esta parte se prevé para el próximo mandato y también contempla la creación de senderos y zonas de uso en contexto natural.

Respecto a las barcas que se encuentran en el lago artificial y que según algunos usuarios, solo funcionarán hasta finales de mes, el Ayuntamiento estudia varias opciones para darle continuidad y ampliar los días en los que está disponible la atracción ya que hasta el momento solo están disponibles los fines de semana.

Una de las características del lugar es el respeto que se ha tenido a la vegetación existente, fundamentalmente, la de mayor porte, que se completó con especies adaptadas climatológicamente al piso del termófilo, siempre endémicas.

Fueron centenas de árboles los sembrados en El Montillo, en su mayor parte por los escolares del municipio durante los últimos años con motivo del Dia Internacional del Árbol, entre ellas, brezo, fayal, almendros, ciruelos, perales, melocotoneros, dragos y palmeras.

Ello contribuye a que el parque no sea atractivo exclusivamente por sus aspectos lúdicos y deportivos, sino por aquellos que desde el punto de vista medioambiental lo convierten en un paraje especialmente relevante y que hace que su visita sea más que merecida.