EMPRESAS Y MARCAS

El Teide brinda la mejor puesta de sol del mundo

La experiencia Sunset & Stars permite a los turistas disfrutar de tres intensas actividades: la visualización del anochecer, la riqueza de la gastronomía local y la observación estelar

El sol se despide por encima de la isla de La Palma con un grupo de turistas disfrutando del espectáculo. SERGIO MÉNDEZ

“Esto no hay dinero que lo pague”. Es una frase muy común en las Islas Canarias que en este caso sirve para resumir el sentir generalizado de los turistas que disfrutan semanalmente de los servicios que ofrece Volcano Teide. Son experiencias que se guardan para siempre en ese lugar donde los recuerdos no se van al baúl, quedan perpetuados en la memoria.

Tres pilares sustentan la experiencia Sunset & Stars de Volcano Teide. La excursión, con ascensión en el teleférico, caminata guiada hasta el mirador de Pico Viejo y la puesta del sol es el primero de esos pilares.

Los grupos reciben las instrucciones de seguridad en la base del teleférico y, una vez arriba, tras alcanzar los 3.500 metros de altitud en apenas 10 minutos, la aventura comienza viendo la sombra del Teide proyectarse sobre Las Cañadas y el mar de nubes.

RS641186_sm volcano Teide sunset and star 26-scr RS641187_sm volcano Teide sunset and star 27-scr RS641163_sm volcano Teide sunset and star 03-scr RS641172_sm volcano Teide sunset and star 12-scr RS641176_sm volcano Teide sunset and star 16-scr RS641178_sm volcano Teide sunset and star 18-scr RS641161_sm volcano Teide sunset and star 01-scr RS641171_sm volcano Teide sunset and star 11-scr RS641181_sm volcano Teide sunset and star 21-scr
<
>
El sol se despide por encima de la isla de La Palma con un grupo de turistas disfrutando del espectáculo. SERGIO MÉNDEZ

Es un momento para inmortalizar, aunque no se puede perder el tiempo, queda un corto pero intenso trayecto hacia la izquierda adornado por las fumarolas, el olor a azufre y las explicaciones de Valentina y Eduardo, dos de los guías de las expediciones de Volcano Teide. En el mirador de Pico Viejo hay que tomar asiento y esperar a que el sol se vaya despidiendo dejando imágenes espectaculares encima de la isla de La Palma.

De vuelta a la base del teleférico toca apuntalarse en el segundo de los pilares de la experiencia, degustar el menú de Erlantz Gorostiza basado en la rica gastronomía tinerfeña. El jefe de cocina del restaurante M.B. del Hotel Ritz Carlton Abama sorprende con la innovación y los sabores de un buffet con quesos canarios, minipellas de gofio con plátano y miel, milhojas de queso y dulce de guayaba, brocheta de pulpo al pimentón, chupito de garbanzas o rocas del Teide de chocolate negro y blanco, entre otros platos. Para finalizar toca la observación de las estrellas a través de unos telescopios situados en la base del teleférico, desde donde se puede visualizar un cielo resplandeciente que transporta a los privilegiados miembros de la experiencia Volcano Teide a las galaxias más lejanas.