santa cruz

La asistencia técnica a la depuradora se retrasa por tres bajas temerarias

Hasta que no se adjudique la licitación no se podrá comenzar la esperada ampliación de la EDAR de Buenos Aires, cuyo proyecto ya debería estar presentado por sus adjudicatarios
La ampliación de la depuradora ha sido adjudicada por 20 millones de euros, 12 menos que el presupuesto inicial. DA
La ampliación de la depuradora ha sido adjudicada por 20 millones de euros, 12 menos que el presupuesto inicial. DA
La ampliación de la depuradora ha sido adjudicada por 20 millones de euros, 12 menos que el presupuesto inicial. DA

Las cosas de palacio van despacio. Este dicho popular podría aplicarse a la tan esperada obra de ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Buenos Aires en Santa Cruz. En septiembre del año pasado, se procedió a la adjudicación de la obra a Joca Ingenieros, por un valor bastante menor del presupuesto inicial de licitación, concretamente por 20 millones de euros, 12 menos que el presupuesto de partida.

La formalización del contrato se firmó en noviembre, fecha a partir de la cual la empresa tenía tres meses para presentar el proyecto técnico y otros tres para su tramitación. Eso daba como fecha limite el mes de mayo, por lo que, a lo largo de este mes ese trámite debería estar completado. Paralelamente a este proceso, la Dirección General de Aguas, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, sacó a concurso la asistencia técnica a la dirección de obra, por 800.000 euros. El concurso debía estar resuelto también en este mes de mayo, pero se verá retrasado de nuevo por la presentación de tres bajas temerarias en el conjunto de las 14 empresas que se habían presentado.
El pasado 9 de mayo se procedió a la apertura de la oferta económica para esta segunda licitación, en la que se valoraron tanto la oferta técnica presentada por las 14 empresas como la dineraria. De ellas, tres fueron consideradas como baja temeraria y una cuarta descalificada por no presentar oferta económica alguna. Esto supone que se les ha dado un nuevo plazo (suele estar entre 5 y 10 días) a las empresas que han presentado las bajas temerarias para explicarla, lo que retrasará la adjudicación de este proceso y por tanto también del comienzo de la obra de remodelación y ampliación de la depuradora.

De la valoración técnica, se desprende que la mejor clasificada para llevarse la asistencia técnica a las dirección de obra de la depuradora es Acuatec, proyectos para el sector del agua. En conjunto, la valoración técnica supone el 45% de la puntuación total del concurso, y en el caso de Acuatec es del 32%, la más alta valoración, seguida por TPF Gentinsa y Civil Port en UTE, que es una de las sociedades que ha presentado baja temeraria en el apartado económica.

TE PUEDE INTERESAR