POLÍTICA

El PP respeta la directriz regional, pero no quiere pactar con Lady Barreto (CC)

Los populares estudiarán el lunes el sentido de su voto en el Cabildo, tras una semana de dimes y diretes; deberán decidir entre censurar a la presidenta insular nacionalista o dejarla gobernar

Asier Antona junto a Raúl Camacho y Mariano Hernández Zapata en su visita a la Escuela de Enfermería de La Palma. | DA
Asier Antona junto a Raúl Camacho y Mariano Hernández Zapata, a quien la semana pasada se le dió autonomía para negociar cualquier fórmula para un pacto en el Cabildo de La Palma. | DA

Por Eugenia Paiz / Diario de Avisos

El candidato del Partido Popular (PP) a presidir el Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, convocará para el lunes una junta directiva insular, en la que se tomará una decisión sobre la orientación del voto de dicho grupo en el Cabildo. El ánimo generalizado entre los populares es el de hacer todo lo posible por conquistar la presidencia de la institución, tal y como había acordado el PP con el PSOE, si bien deberán sopesar su postura respecto a la de la dirección nacional. Una facción del PP en La Palma, cercana a Hernández Zapata y sus otros cinco consejeros en el Cabildo, no es partidaria de pactar con Lady Barreto (CC), lo que, de facto, podría suponer un gobierno en minoría de la presidenta nacionalista, en el caso de que Génova mantenga su veto al pacto con el PSOE que le daría la presidencia al PP mediante una censura.

Esta posición se ha puesto sobre la mesa después de que Asier Antona, presidente regional de los conservadores, afirmase en declaraciones al programa Buenas Tardes, Canarias, de TVC, este jueves, que se han dado instrucciones al PP de La Palma para que no firme la moción de censura que, de acuerdo con los consejeros socialistas en la institución insular, desbancaría a la nacionalista Nieves Lady Barreto de la presidencia de la institución.

Esta posibilidad no es ajena a los nacionalistas palmeros y al grupo de Coalición Canaria en el Cabildo, que estos días ha demostrado en la práctica su decisión de no ver paralizada la gestión en este largo impás que se han dado en el PP para tomar una decisión. La lectura de los populares es atenerse a la literalidad de las instrucciones de Génova, en las que se paraliza la opción de la moción de censura, pero no se insta a un pacto con CC, que no desean.