santa cruz

Patricia Hernández: “CC no vive esto como un cambio democrático, sino como un desalojo, porque cree que el Ayuntamiento es suyo”

Apenas 24 horas después de haber hecho historia en Santa Cruz de Tenerife, la nueva alcaldesa de la capital se muestra igual de tranquila que lo ha hecho durante las últimas semanas
Patricia Hernández (PSOE) alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife
Patricia Hernández (PSOE) alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife
Patricia Hernández (PSOE) alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife. / Sergio Méndez

Apenas 24 horas después de haber hecho historia en Santa Cruz, la nueva alcaldesa de la capital, la socialista Patricia Hernández (Santa Cruz de Tenerife, 1980), se muestra igual de tranquila que lo ha hecho durante las últimas semanas en las que, con discreción y trabajo, como ella y sus compañeros de viaje (Unidas Podemos y Cs) en esta nueva etapa lo han definido, han logrado llegar a buen puerto: la Alcaldía de Santa Cruz. Asegura no mostrarse sorprendida por la reacción de los que hasta ahora habían ocupado el poder en Santa Cruz durante 40 años. “Entiendo que lo vivan como un desalojo”, dice, para añadir que, después de tantos años, “creen que la institución es suya y, por tanto, que les han quitado algo de su propiedad”. Hoy firmará los decretos con el nuevo reparto de áreas que, según avanzó, comunicaría a sus concejales en la tarde de ayer. Sus primeras medidas: auditoría en el servicio del agua, abordar el contrato de limpieza y poner en marcha los mecanismos necesarios para la adquisición y construcción de vivienda pública en Santa Cruz.

-El sábado fue un día histórico por muchos motivos. ¿Cuáles fueron sus sensaciones al entrar en la Alcaldía?

“La verdad es que en ese momento sentí felicidad, pero también la tensión propia del momento. No entré sola. Entramos todos los concejales juntos. Lo primero que hice fue activar la firma electrónica porque era urgente que lo hiciera para los certificados de empadronamiento. En esos minutos que estuvimos allí, planificamos lo que íbamos a hacer este lunes. Desde el primer momento sentí mucho orgullo, también la responsabilidad que hace que te pongas más en tensión, pero sí, mucho orgullo de lo que estábamos consiguiendo; por eso no entré sola, porque lo que estábamos consiguiendo todos es un cambio histórico en Santa Cruz”.

-Su socia de gobierno, Matilde Zambudio (Cs), habló en su intervención de abrir las ventanas, de sacudir las alfombras y de hacer auditorías. ¿Van a ustedes a poner en marcha ya esas medidas?

“Sí. Nosotros hemos hablado con Cs y vamos a hacer auditorías en la situación del agua, pero también en bastantes más áreas, tal y como anunció Matilde, que será primera teniente de alcalde de Santa Cruz. Ha habido mucho oscurantismo con la gestión pública y para nosotros es importante transparentarla, poner el foco y saber en qué situación estamos”.

-En el desarrollo del Pleno del pasado sábado, tanto CC como PP fueron muy duros en sus discursos contra la nueva mayoría, con acusaciones de mentiras, engaños o incongruencias. ¿Qué le parecieron esas palabras?

“Desde que José Manuel Bermúdez era niño su partido ya gobernaba en Santa Cruz. Él no vive esto como un acto de normalidad democrática, porque ha crecido con su partido mandando, y él mismo ha estado mandando toda la vida, desde muy joven, de manera que eso le lleva a pensar que la institución es suya, de ellos (CC). El Ayuntamiento, el Cabildo, el Gobierno de Canarias, las instituciones de las Islas en su conjunto, las creen suyas. Por tanto, es normal, dentro de la forma de pensar de CC, que yo conocía y no comparto, que lo vivan como un desalojo. Eso es lo que hace que se expresen en esos términos impropios de cualquiera y también de don José Manuel Bermúdez. En mi opinión, sus palabras son fruto de quien se piensa que la institución es suya y, por tanto, le han quitado algo suyo”.

-¿Y en el caso del PP?

“En el caso del portavoz del PP es cierto que es un poco más injustificable, aunque dijo que, en mi caso, no le había mentido y así ha sido. No le he mentido a nadie y he cumplido todo lo que he dicho en estos días de negociación, ni a él ni a la ciudadanía, que me importa más, ni al exalcalde de Santa Cruz ni a Ciudadanos”.

-Ya que habla de la negociación, el sábado, uno de sus apoyos, Ramón Trujillo (Unidas Podemos), ponía en valor su capacidad para haber logrado aglutinar tantas ideologías contrapuestas, ¿cómo se desarrollaron esas conversaciones?

“Todos hemos puesto un poquito de nuestra parte porque la generosidad de UP ha sido tremenda. No estarán en el Gobierno y ellos lo sabían desde el primer momento, eran conscientes de que no era posible que Cs pactara con ellos, y así ha sido, no han pactado. Así que su apoyo tenía que ser desde fuera y con propuestas para la ciudadanía. En estos días hemos hablado con todos excepto con CC, tampoco he recibido llamadas de ellos, en todo caso tenía claro que no iba a entablar una conversación con ellos para conformar un gobierno ni nada parecido. Sí que he hablado con Cs, y con el PP lo hice hasta las últimas horas del viernes. En general, ha sido como las negociaciones en estos días, a veces ilusionantes, a veces desconcertantes, pero creo que todo nos hemos tomado muy en serio que hablábamos del futuro de Santa Cruz; es cierto que unos más que otros. Hemos hablado mucho de política, poco de puestos, y sí de propuestas muy interesante para el municipio, que estamos esperando para poder plasmar cuanto antes”.

-¿Cómo se logró, en la práctica, el apoyo al PSOE?

“Nosotros pasamos un documento a todos los partidos con las propuestas que creíamos prioritarias en Santa Cruz, haciendo un compendio de las medidas de los partidos que llamaron al cambio en las elecciones y en esas medidas estábamos todos de acuerdo, a las que los 14 hemos dicho que sí. La verdad es que todos hemos actuado con mucha discreción y mucha responsabilidad”.

-¿Qué opinión le merecen los ataques que están recibiendo los ediles de Cs por haberla apoyado? ¿Cree que los expulsarán?

“Creo que no los expulsarán porque estoy segura de que han actuado correctamente cumpliendo con el compromiso que adquirió Cs con los votantes. Los medios de comunicación el viernes anunciaron libertad de voto para los concejales de Cs, y todo el mundo sabía que la voluntad de sus ediles en la capital era propiciar un cambio. Creo que doña Matilde y don Juan Ramón van a poder demostrar que actuaron en todo momento bajo las indicaciones de su partido y con el compromiso que adquirieron todos sus miembros cuando se presentaron en las elecciones”.

-¿Por qué cree que se ha producido entonces esa reacción desde el propio seno de Cs?

“La verdad, lo desconozco. Me desconcierta porque no se corresponde con lo que hablamos ni con lo que salió en prensa unas pocas horas antes de producirse la votación”.

-¿A qué atribuye la desmesurada reacción de CC cuestionando su elección como alcaldesa?

“Este Gobierno no solo es la expresión de la votación del día de las elecciones, sino de 14 concejales del Ayuntamiento de Santa Cruz. Vuelvo a lo mismo. Ellos pueden pactar con cualquiera y tienen que ostentar el Gobierno cuando son primera, segunda o tercera fuerza, da igual. Esto es suyo, de manera que los pactos de otras formaciones políticas no los consideran legítimos, y a partir de ahí creo que vienen todas estas bravuconadas o pataletas de última hora. En cualquier caso, no queremos centrarnos en eso. Estamos muy ilusionadas y queremos empezar a trabajar sin que el mal perder de algunos enturbie el momento histórico que vivimos este sábado”.

-¿Estaba preparada para tanta resistencia?

“Ya sabíamos que no iba a ser fácil para los que nos enfrentamos a las urnas ese día y queríamos un cambio. Lo importante es que lo hemos conseguido y vamos a seguir trabajando. Esto solo nos va a servir para transformar la capital y no nos va a desviar de nuestro objetivo”.

-¿Cuál será su actitud ante la nueva oposición del Ayuntamiento?

“Estoy segura de que lo que hemos logrado es bueno para Santa Cruz y todos somos conscientes de ello y es más: no descarto que esa mayoría se amplíe en los próximos meses. Mi voluntad ya la expresé en el Pleno, la contienda electoral ha terminado. Ahora tenemos que ponernos a trabajar todos por el bien de Santa Cruz, los 27 concejales. Que asuman que están en la oposición después de 27 años. No pasa nada porque estén en la oposición, no es ningún drama, tienen que ponerse a trabajar, y desde luego, la alcaldesa tiene la mano tendida a los 26 ediles en cada propuesta que hagan. Habrá que darles unos días para que dejen los enredos y se pongan a trabajar desde donde les han puesto los ciudadanos, que es en la oposición”.

-Habla de ampliar sus apoyos, ¿se refiere al PP?

“En todo momento tuvimos la mano tendida al PP, por eso reconozco que me sorprendió su discurso. Nos dirigimos a todas las formaciones que hablaron de cambio, así que creo que vamos a conseguir incorporar votos de una forma u otra a las políticas de Santa Cruz. No podemos excluir a nadie de las propuestas para solventar los problemas detectados por nosotros y denunciados por los vecinos. Los 27 estamos ahí para dar soluciones”.

-¿Puede adelantar algunas de las áreas de gobierno y quién las va a gestionar?

“Como ya he dicho Matilde (Zambudio) será la primera teniente de alcalde y también será la responsable de la Sociedad de Desarrollo. Por su parte, Juan Ramón (Lazcano) se hará cargo de Urbanismo, entre otras cosas porque es el único arquitecto que va en la lista. A lo largo de hoy (por ayer) hablaré con los concejales para mañana (por hoy) firmar los decretos de competencias”.

-¿Cuál va a ser la primera medida que, como alcaldesa, se va a decir a sí misma, para esto estoy aquí?

“Tengo muchas cosas que hacer y que son importantes. Que la ciudad esté limpia es muy importante, es uno de los puntos en el que todos coincidimos que había que abordarlo con urgencia, y esa es de las primeras cuestiones que tenemos que tratar, entre otras cosas porque la situación procesal lo exige. Hay otras medidas de más calado que nos va a llevar más tiempo como la falta de aparcamiento en el centro y los barrios. Vamos a trabajar duro también para incrementar, mucho más que lo comprometido en campaña, el ritmo de construcción de vivienda pública. No vamos a poder dar una vivienda mañana porque hay que construirla, pero desde el primer día vamos a a promover la adquisición o construcción de vivienda pública porque el reto al que nos hemos comprometido es muy alto”.

TE PUEDE INTERESAR