Granadilla de Abona

Salvar La Tejita gana la primera batalla hasta el nuevo deslinde

La constructora paraliza las obras del hotel en el vallado sobre la dunas, pero Costas le permite seguir con las obras en la parcela; la plataforma denuncia ante el Juzgado a la empresa Viqueira, por un presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente (art. 325 del CP)

El colectivo Salvar La Tejita seguirá vigilante hasta que se conozca el nuevo deslinde de Costas / SERGIO MÉNDEZ

La asociación Salvar La Tejita ganó ayer una batalla más, pero la guerra contra la construcción de un hotel de lujo en esa playa natural de Granadilla de Abona continúa. Las obras se han paralizado, pero solo una parte, las palas continúan trabajando en el interior de la parcela, cuando ayer expiraba el plazo dado por Costas para que paralizaran los trabajos hasta que se conozca el nuevo deslinde de dominio público marítimo terrestre (DPMT).

Ayer, en el transcurso de una rueda de prensa ofrecida sobre el terreno, y con casi un centenar de ecologistas apoyando la movilización contra la construcción del complejo hotelero de lujo, el presidente del colectivo Salvar La Tejita, Daniel Duque, explicó que “ha habido un acuerdo verbal entre la empresa Viqueira y la Dirección Provincial de Costas para paralizar las obras en la zona propuesta como dominio marítimo terrestre”, refiriéndose en concreto al vallado instalado sobre las dunas, mientras que en resto de la parcela continúan las palas.
Duque, aunque mostró su satisfacción porque se pararan las obras sobre las dunas, también mostró su desconfianza sobre el acuerdo, puesto que “en la semana precedente dicha empresa ignoró reiteradamente la orden de reposición del terreno a su estado inicial, y la sigue ignorando, cinco días después de cumplido el plazo”, haciendo un llamamiento a Costas, en Madrid, para que “finalice pronto el proceso de revisión de deslinde y se puedan retirar las infraestructuras, como el vallado, que están afectando al espacio natural”.

Duque señaló, mirando a los periodistas, que “como pueden comprobar a nuestras espaldas, el terreno no ha sido repuesto a su estado anterior, como requería Costas en el escrito a la empresa del 17 de junio; durante toda la semana pasada se aceleraron los trabajos de excavación, destruyéndose unos bienes susceptibles de ser declarados de dominio público, como las formaciones dunares, con la clara intención de borrar las evidencias geomorfológicas que hicieron que, se revisara este deslinde”.

Por todo ello, Duque confirmó que se ha presentado una denuncia en el Juzgado contra el promotor hotelero “por un presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente (art. 325 del Código Penal) y otro supuesto delito de desobediencia al no parar las obras a pesar de habérsele notificado la orden de la Dirección General de la Sostenibilidad de la Costa y el Mar para suspender los trabajos de forma total e inmediata, al invadir el nuevo deslinde provisional del dominio público marítimo terrestre, en la actualidad en tramitación”.
Duque fue contundente al afirmar que “todo esto ha sucedido con la indiferencia del organismo competente, el Servicio Provincial de Costas, el cual fue informado de estos trabajos de excavación y no hizo intervención alguna hasta el presente momento”, para finalizar entre aplausos cuando enfatizó “La Tejita no se toca”.
El joven Rubén Pérez, otro de los miembros del amplio colectivo ecologista al que habría que sumar también a ATAN, recordó que “estaremos aquí vigilante todos los días para que no se sigan atropellando a La Tejita”, a la vez que mostraba su desconfianza porque “no nos fiamos de la empresa ni de las autoridades”, mientras la Policía Local de Granadilla se dedicaba a multar a los coches mal aparcados en la cercana calle El Cano.

Manolo Marrero, diputado regional de Unidas Podemos, que ha estado desde el minuto uno apoyando a Salvar La Tejita y a ATAN, dijo estar a la espera de una contestación del subdelegado del Gobierno para “conocer el verdadero alcance de la decisión que ha tomado, con Costas y el Seprona, como máxima autoridad del Estado en la Isla”, añadiendo que “solo queremos saber donde está el deslinde y quitar esa valla sobre las dunas, y lo queremos con una garantía clara y por escrito, porque todos exigimos el cumplimiento de la legalidad”.

La asociación Salvar La Tejita no solo seguirá vigilante con las obras en la parcela cercana al conocido Quiosco Pirata, sino que acudirá al próximo pleno municipal en Granadilla para exigir responsabilidades al grupo de gobierno por haber concedido licencia de obras
Una licencia y permisos que fueron concedidos en 2002 con el deslinde de DPMT anterior en una parcela urbanizable de uso hotelero desde que se aprobó (2005) el PGO de Granadilla de Abona, tanto que el gobierno municipal, recuerda siempre que “hubiéramos prevaricado si no hubiéramos concedido la licencia”, una autorización que no fue definitiva hasta el 18 de diciembre de 2018.

RS642750_sm salvar la tejita 03-scr RS642751_sm salvar la tejita 04-scr RS642752_sm salvar la tejita 05-scr RS642753_sm salvar la tejita 06-scr RS642755_sm salvar la tejita 08-scr RS642757_sm salvar la tejita 10-scr
<
>
El colectivo Salvar La Tejita seguirá vigilante hasta que se conozca el nuevo deslinde de Costas / SERGIO MÉNDEZ