Santa Cruz

Martín (PSOE): “Ya no tenemos margen de espera para firmar con Valoriza” el contrato de la limpieza de Santa Cruz

El concejal de Servicios Públicos, José Ángel Martín (PSOE), avanza que el contrato de limpieza se firmará en breve pero también que se controlará el cumplimiento de todas las concesiones públicas o que la tarifa del agua permanecerá congelada

José Ángel Martín es el concejal de Servicios Públicos de Santa Cruz. / Sergio Méndez

No es nuevo en el edificio. Durante cuatro años ocupó uno de los despachos de los múltiples que se reparten por los seis pisos de la Gerencia de Urbanismo, y lo hacía precisamente como edil de Urbanismo. Los siguientes cuatro lideró la oposición en el Ayuntamiento de Santa Cruz. Ahora José Ángel Martín (PSOE) vuelve al número 40 de la avenida Tres de Mayo como concejal, esta vez de Servicios Públicos. Si a alguien le ha tocado gestionar los marrones de estos primeros días de gobierno municipal, ese ha sido Martín. Aparcamientos, cortes de luz, contrato de limpieza… Con este último asunto admite que ya no hay margen de maniobra para seguir retrasando la firma con Valoriza: “Las medidas cautelares que se habían solicitado en el juzgado han decaído. Soy partidario de firmar cuanto antes para empezar a exigir la máxima calidad de un servicio que es una prioridad para la ciudad, y así lo ha marcado la alcaldesa (Patricia Hernández), la ciudad tiene que estar limpia”.

-¿Cómo ha encontrado el área de Servicios Públicos?
“Lo que he encontrado es mucha profesionalidad, mucho talento, así que el equipo directivo va a continuar. Los técnicos son personas adecuadas que conocen perfectamente el Ayuntamiento y que, sobre todo, una vez que hemos podido hablar con ellos y explicarles nuestras líneas de trabajo, son coincidentes. También tengo que decir que es un área en construcción, que tiene un déficit dotacional, como, por ejemplo, contar con una sección que controle todos los contratos públicos que tenemos en Servicios Públicos. Noto mucha ilusión y eso genera que en el área se puedan hacer cosas muy interesantes en los próximos años y que se noten en la ciudad”.

-Nada más llegar ha tenido que hacer frente a la decisión del Centro Comercial Meridiano de cobrar por aparcar, con lo que eso supone para la ciudad. ¿En qué punto está este asunto?
“Hay buena sintonía con la dirección de Meridiano. Estamos esperando para cuadrar una reunión para esta semana con la cúpula de Meridiano España, que viene a ver a la alcaldesa. Un encuentro en el que pondremos sobre la mesa todos las alternativas que hay, pero, sobre todo, que tenemos un documento que nos dice que ese parking tiene que ser público y gratuito. Eso no supone que desconozcamos el problema del centro comercial con la presión que tiene sobre su propio aparcamiento, y por eso vamos a ofertar una alternativa en superficie que alivie esa presión”.

-¿Una oferta que se va a hacer independientemente de lo que pase con Meridiano?
“Es una opción que tendría que haberse puesto en marcha hace mucho tiempo. El centro de Santa Cruz tiene un déficit de 5.000 plazas de aparcamiento y de 18.000 en todo el municipio. Esto no es un problema que surja de ayer para hoy, sino de años en los que no se ha construido y no se ha querido enfrentar el tema del aparcamiento”.

-Casi al mismo tiempo que surgía este contratiempo con Meridiano, anunciaban que recuperaban la concesión de los aparcamientos de otro centro comercial, El Corte Inglés…
“Lo que he pedido a los técnicos es que seamos claros en este asunto. Una vez que ya tenemos el informe de la asesoría jurídica que habla de la necesidad de resolver el contrato por el incumplimiento del concesionario, por no gestionar directamente el contrato, la preocupación que tenemos es cómo conseguir que El Corte Inglés no sufra una pérdida. Y no me refiero al centro comercial en sí mismo, sino a sus trabajadores, al movimiento comercial, a la economía de la ciudad y al interés general. Es una decisión ya tomada que solo estoy pendiente de que me pasen a la firma la resolución para llevarla a cabo”.

-El problema con las concesiones de los parkings no termina con estos dos. ¿Tienen algún plan para el resto?
“Quiero cambiar las dinámicas del servicio y poder planificar las actuaciones y alejarnos de este día a día de apagafuegos en el que nos encontramos. Así, una vez que ya hemos encausado los problemas principales con estas dos concesiones, lo que vamos a hacer es analizar cómo están las cosas en el resto, viendo lo que están cumpliendo y lo que no”.


-¿Se controlarán otras concesiones?
“Sí. Es algo que queremos hacer con todos los contratos. No puede ser que recibamos quejas de que los jardines no se riegan y que cuando vamos a comprobarlo vemos que es así, o que los contenedores están sucios o las papeleras. Tenemos empresas que se encargan de eso y son cosas que tienen que estar controladas por nosotros y no lo están. Nos gastamos un dineral en los servicios públicos y no podemos estar al albur de lo que hagan estas empresas”.

-Otro de los frentes que ha tenido que encarar es el concurso de limpieza. ¿Ya se ha decidido qué se va hacer?
“Aquí tenemos muy poco margen de maniobra. Las medidas cautelares que se habían solicitado ya han decaído en el juzgado y tenemos una empresa que tiene unos derechos. Nosotros nos hemos reunido con todos, con Urbaser, que es la que está ahora, y con Valoriza, que es la que va a entrar. A esta última le trasmitimos nuestra preocupación por la posible falta de capacidad para cumplir con los estándares de calidad y nos han dado todas las garantías de que sí van a cumplir, y nosotros tenemos que creerles. Eso sí, hemos advertido de que las dinámicas hay que cambiarlas, porque no podemos seguir teniendo la ciudad con una limpieza que convierte las excepciones en lo habitual. La alcaldesa ha fijado como objetivo número uno que la ciudad esté limpia, y lo estará con la empresa que está ahora, porque puede ganar en los tribunales algún recurso, o con la nueva empresa, con la que esperamos firmar en breve, porque ya no tenemos margen de espera”.

-¿No habrá que esperar hasta septiembre, entonces, para que entre Valoriza?
“La decisión hay que tomarla ya. Una vez que hemos conocido que las medidas cautelares han decaído, hay que tomar la decisión ya. Es algo que también depende de la alcaldesa. Tenemos que hablar con el resto de empresas, porque queremos que tengan toda la información disponible, pero creo que si queremos dar un giro a la limpieza en Santa Cruz no podemos seguir estancándonos aquí, en una situación de parálisis”.

-Y siguiendo con los problemas, ¿habrá más cortes de luz?
“El pago de Endesa lo estamos regularizando, hemos destrabado los problemas principales y dado instrucciones a Intervención para que prioricen estas facturas, no porque tenga más validez que otros contratos, sino porque es la luz, es un servicio básico. Hay prioridades y esta es una de ellas. Había una deuda de 890.000 euros que esperamos regularizar antes de agosto, con el empuje en Intervención. Lo que pretendemos es pagar a factura vista, con un mes de retraso. Sí que había un acumulado que llevó a los cortes de luz en las instalaciones deportivas, pero también en algunas calles y plazas”.
-Entonces es un problema de gestión, porque dinero hay, ¿no?
“Sí, dinero hay. Se trata de expedientes muy complejos, porque no tenemos contrato marco para el suministro de este servicio. Esto supone que las compañías eléctricas nos facturan calle por calle, servicio por servicio. Eso hace que cada mes nos encontremos con 70 u 80 facturas solo de luz, que hay fiscalizar todas y con sus estimaciones de consumo correspondiente”.

-¿Y cómo lo van a solucionar?
“Lo que hemos hechos es dar prioridad a la luz, pero, por otro lado, hemos buscado una solución contractual con las empresas que faciliten la gestión del procedimiento. Nos hemos ido a un contrato marco que tiene la Federación Española de Municipios, algo que, por otra parte, se podía haber hecho hace un año. Ese contrato nos permite en poco tiempo una cobertura con empresas que están dentro de ese acuerdo marco y contratar con ellas los dos tipos de potencia que hay en la ciudad”.

-Uno de los caballos de batalla de la alcaldesa durante la campaña fue el de los vertidos ilegales. ¿Le ha dado tiempo de preguntar por la depuradora?
“Solo estamos pendientes de que se termine la redacción del proyecto. Tenemos previsto un viaje a Madrid para reunirnos con los técnicos que están redactando ese proyecto para que los nuestros lo valoren también. Esperemos que la obra empiece ya. Reconozco que estoy muy contento con que este proyecto esté adjudicado. Es verdad que es una obra impresionante, y después de 30 años ya era hora de que un Gobierno hiciera caso y decidiera invertir en la depuración de agua, no solo de Santa Cruz, sino de La Laguna y El Rosario también. La depuradora es vital para que en estos cuatro años tratemos de convertir a Santa Cruz en un municipio no contaminante. Verter seguiremos vertiendo, pero será agua tratada y depurada que cumpla todos los estándares”.

-Una depuradora que gestiona Emmasa, otra de las concesiones que más polémica levantó durante el mandato pasado. ¿Qué va a pasar con ella?
“Hemos tenido una reunión monográfica en los servicios porque queremos saber en qué estado se encuentra. Lo vamos a analizar todo. Desde hace un año, el servicio realiza una auditoría económica anual. Esto nos ha permitido tener una visión importante que antes no se tenía, pero creo que hay que seguir apretando en el control de Emmasa. Vamos a trabajar, tanto Juan Ramón Lazcano como yo, como consejeros de la empresa, para ello”.

-¿Qué les preocupa más?
“Nos preocupa mucho el plan de inversión, el de las mejoras que tiene que realizar Sacyr en la ciudad. También el estado de las instalaciones, las subcontrataciones, cómo están los balances. En las próximas semanas espero tener una composición de lugar y saber si están cumpliendo o si no, si se produce el nivel de inversión anual que tiene que tener Emmasa con Santa Cruz, si el plan de inversiones de Sacyr, el que le permitió ganar el concurso, se está cumpliendo…”.

-¿Está en el horizonte la recuperación del servicio si constatan los incumplimientos?
“Desde luego. Si hay un incumplimiento que a nosotros nos permita recuperar el servicio, se recuperará, pero ahora estamos en fase de análisis. Hay unas condiciones claras que se deben cumplir, como una inversión anual de 7 millones, y 40 más como mejora; tiene prohibidas las subcontrataciones y se está siguiendo un procedimiento muy riguroso para que las hagan dentro de lo que marca la concesión. Quiero saber el balance todos los años. Sabemos que está ganando dinero desde hace seis años, y queremos ver el régimen tarifario. El agua no puede ser un negocio, tiene que ser muy limitado y controlado y no poner los precios que se quiera”.

-¿Eso significa que va a seguir congelada la tarifa?
“Sí. Va a seguir congelada. Ahora mismo, de todo lo que hemos estudiado, no existe ningún elemento que a nosotros nos diga que hay que subir los precios en Santa Cruz. Además, así lo ha trasmitido la alcaldesa Patricia Hernández”.