nutrición y cocina

Consumir alimentos ecológicos: cinco razones para hacerlo

Consumir alimentos ecológicos está en auge en España, que es el mayor productor europeo ¿Pero sabes qué son, por qué consumirlos y cómo identificarlos?

Consumir alimentos ecológicos está en auge en España
Consumir alimentos ecológicos está en auge. En la foto una selección de supermercados Lidl / Foto: J.C.P.G.

Consumir alimentos ecológicos está en auge en nuestro país. Tanto es así que España es líder europeo en producción de este tipo de productos. ¿Pero sabes qué son, por qué consumirlos y cómo identificarlos?

Los alimentos ecológicos se caracterizan por no haber sido tratados con pesticidas ni químicos, no haberse manipulado genéticamente y cultivarse respetando los propios ciclos naturales. De esta manera benefician al medio ambiente y a las comunidades agrícolas y ganaderas locales.

Para consumir alimentos ecológicos de calidad tendrás que saber identificarlos correctamente en tu supermercado. Además de ver la palabra ecológico sobre el envase, debes localizar una etiqueta acreditativa para asegurarte que ha sido certificado por un organismo de control. Dos de los sellos más importantes son el Sello Ecológico de la Unión Europea y la etiqueta de los Comités Autonómicos de Agricultura Ecológica. Esta última la expiden los Consejos de Agricultura Ecológica de las diferentes Comunidades Autónomas. Sólo así podrás consumir alimentos ecológicos con total certeza de que lo son.

Chips de garbanzo ecológico Aperitivo de guisante ecológico Tomate frito ecológico Garbanzos ecológicos
<
>
Consumir alimentos ecológicos está en auge en España, como este aperitivo de guisantes Bio de Lidl

Ahora que sabes qué son y cómo localizarlos en tu supermercado, voy a darte cinco razones por las que tienes que consumir alimentos ecológicos:

1) Sin alteraciones genéticas: consumir alimentos ecológicos es saludable

La agricultura ecológica no permite el uso de organismos genéticamente modificados (GMO), los conocidos también como transgénicos. Estos son perjudiciales tu salud, sobre todo, a nivel metabólico y hormonal. Pero también los GMO provocan a la larga que las variedades de cultivos desaparezcan debido a la producción masiva de un único tipo de producto en grandes extensiones de terreno. En contraposición, la agricultura ecológica nace con el objetivo de conservar e impulsar la variedad genética de los cultivos.

2) Sin aditivos químicos ni pesticidas

Los únicos aditivos que pueden tener los alimentos ecológicos son aquellos desarrollados a base de extractos naturales, ya que los aditivos químicos y pesticidas pueden tener efectos perjudiciales para tu salud, como alergias, irritaciones en la piel y provocar hiperactividad. Por eso consumir alimentos ecológicos significa consumir alimentos más nutritivos y saludables, y con mayor cantidad de vitaminas y minerales que los cultivados utilizando químicos. También conservan mejor su aroma, color y sabor.

3) Respetuosos con el medio ambiente: mejores para el planeta

Uno de los aspectos más destacados de los productos ecológicos es el respeto al medio ambiente durante todo su proceso productivos, evitando y reduciendo al máximo la contaminación de la tierra, el agua y el aire. Sí, consumir alimentos ecológicos es mejor para el planeta.

4) Ayudan a la economía local

Principalmente, en el caso de las frutas y las hortalizas de temporada, ya que otra de las premisas en su producción es la de consumir productos de cercanía o kilómetro cero. Es decir, que hayan sido producidos en lugares cercanos a donde se compran, lo que reduce el impacto ambiental de su transporte. También, comprando productos locales y de cercanía se apoya al productor y al agricultor local.

5) Por el bienestar de los animales

Los animales criados en granjas ecológicas crecen a su ritmo natural y en condiciones de vida adecuadas, sin ser manipulados artificialmente ni de forma intensiva con la utilización de hormonas. Su alimentación se basa en pasto natural y piensos ecológicos, sin pesticidas, químicos ni transgénicos. Este tipo de ganadería además del bienestar animal vela por potenciar la ganadería autóctona, lo que ayuda en gran medida a mantener el entorno rural vivo.

Legislación Europea sobre alimentos ecológicos

  • Reglamento (CE) 834/2007, del Consejo, sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos
  • Reglamento (CE) 889/2008 de la Comisión por el que se establecen disposiciones de aplicación del Reglamento (CE) 834/2007 con respecto a la producción ecológica, su etiquetado y control.
  • Reglamento (CE) 1235/2008 de la Comisión por el que se establecen las disposiciones de aplicación del Reglamento (CE) 834/2007, en lo que se refiere a las importaciones de productos ecológicos procedentes de terceros países.

A partir de 2021, el Reglamento 848/2018 derogará al Reglamento 834/2007.

** María Alcázar García es Nutricionista y Coach Nutricional