Santa Cruz

Denuncian que 180 personas se quedan sin ayudas al firmar un convenio de empleo con Santa Cruz

Un grupo de afectados se manifestó ayer ante el Ayuntamiento capitalino en protesta por lo que, aseguran, fue un “engaño” del anterior equipo de gobierno, al hacerles unos contratos que el SCE califica como ‘basura’ y que, tras finalizar, los deja en exclusión social

La alcaldesa, Patricia Hernández, se reunió con los manifestantes para conocer sus reivindicaciones. / DA

Los convenios de empleo social fueron la solución que el Gobierno de Canarias implementó en el anterior mandato para dar una salida a los miles de canarios que se encontraban en paro de larga duración y de difícil inserción al tener más de 50 años. Muchos ayuntamientos denunciaron que era pan para hoy y hambre para mañana, entre ellos el de Santa Cruz, pero acabaron aceptándolos porque era una forma para que esas personas pudieran trabajar unos meses, generar derechos y poder cobrar nuevas prestaciones. Sin embargo, para 180 personas de uno de esos convenios firmados entre el Ayuntamiento de Santa Cruz y el Servicio Canario de Empleo (SCE) el resultado no ha podido ser más nefasto. Después de siete meses trabajando como operarios de limpieza, se han encontrado que no solo no pueden retomar las prestaciones que cobraban antes, sino que, además, según el SCE, los contratos que firmaron con el Ayuntamiento de Santa Cruz no han generado ningún tipo de derecho. Tendrán que esperar al próximo año para solicitar nuevas ayudas. “Nos han dejado en exclusión social, sin ningún tipo de ingresos desde el 30 de junio. Nos han engañado”, denunciaba ayer Paula Cano, una de las afectadas por este convenio. Lo hacía a las puertas del Ayuntamiento de Santa Cruz, donde una treintena de estos trabajadores se manifestaron al grito de “Bermúdez, da la cara”. Y es que estos trabajadores acusan directamente al exalcalde José Manuel Bermúdez y a su partido, Coalición Canaria, de haberles engañado y dejarlos sin nada. Según explicó Cano a DIARIO DE AVISOS, “nos llamaron del Servicio Canario de Empleo diciéndonos que habíamos sido seleccionados para un convenio de formación y trabajo, y nos dijeron que teníamos que aceptar porque, si no, nos quitaban nuestras prestaciones”. Siete meses después, empezaron en diciembre, no tienen derecho ni a retomar las prestaciones que cobraban antes, ni a sumar ninguna nueva por los meses de trabajo limpiando calles, barrancos o espacios municipales.

Cano explicó que, cuando finalizó el convenio, todos acudieron a sus respectivas oficinas de empleo y se encontraron con la desagradable sorpresa de que no tenían nada que tramitar. “Terminamos el 30 de junio y nos fuimos a la oficina de empleo, donde nos dijeron que no teníamos derecho a nada porque el contrato que nos hicieron no sirve para el SCE, un contrato basura lo llamaron, y que nuestras antiguas prestaciones tampoco podemos retomarlas porque nos hemos pasado 20 días, así que hasta el año que viene no se puede solicitar nada”, añadió Cano. En su caso, a sus 51 años, se ha quedado sin la Renta Activa de Inserción (RAI), la misma que llevaba cobrando solo un mes cuando la llamaron para el convenio. “Un robo, eso es lo que nos han hecho estos señores”, apostilló en referencia a CC.

Comer o comprar medicinas

Cano, una de las tres portavoces con las que cuenta la plataforma de afectados, también llama la atención sobre otro de los efectos negativos que se han derivado de esta situación. “Como parados de larga duración teníamos cuota cero en los medicamentos, pero ahora tenemos que pagar el 40%”. “Esto supone -continuó- que hay gente que o compra comida o compra las medicinas”.

Es probable que Santa Cruz no sea el único municipio que se vea afectado por esta situación, ya que, según los denunciantes, en Candelaria estaría pasando algo similar. “Y eso que aún hay convenios en vigor en Santa Cruz, así que es posible que también haya problemas”. Se refiere Cano al último que se aprobó durante el mandato del anterior alcalde, y que se presentó en febrero de este año, en el que 199 trabajadores se harían cargo de labores de limpieza en el municipio. Su finalización está prevista para el mes de diciembre.

Nuevas manifestaciones

Paula Cano, que hoy mantendrá nuevas reuniones con responsables municipales, detalló que seguirán manifestándose y acudiendo a cuantos encuentros sean necesarios para buscar una solución. Aseguró que, según les han informado los sindicatos, los contratos que firmaron son ilegales. “Iremos y haremos lo que haga falta. Nos han engañado y no nos vamos a callar”, sentenció.