Gran Canaria

Los devastadores efectos del incendio de Gran Canaria, desde un helicóptero

La fuerza del viento dificulta las labores de extinción

El Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) ha hecho públicas una imágenes aéreas del incendio que sigue afectando a Gran Canaria.

El incendio forestal declarado el pasado sábado en el barrio de Juncalillo, en el municipio de Gáldar, todavía no ha podido ser controlado y la zona afectada ha aumentado de 1.000 a 1.500 hectáreas, dado que durante la noche se han registrado rachas de viento de 70 kilómetros por hora que dificultaron que se pudiese contener, si bien el perímetro se mantiene en 23 kilómetros.

En el flanco derecho, el que parte de Juncalillo a Artenara, “está estable”, mientras que el que va en dirección a Tamadaba, admitió que anoche fue “bastante importante”, siendo necesario realizar maniobras de fuego técnico, pero que ahora mismo está “estable en fase de control”, por lo que se mantiene a efectivos en la zona.