sanidad

Sanidad pide a las gerencias que controlen el gasto para evitar el déficit de las cuentas

El SCS achaca la desviación presupuestaria al mandato de la carrera profesional y la recuperación de las 35 horas del personal
Gran Canaria sube a nivel 2 por la incidencia de COVID
Área de hospitalización en tránsito del complejo del HUC. DA
Área de hospitalización en tránsito del complejo del HUC. DA

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias aseguró ayer que las medidas aprobadas por el Ejecutivo “no establecen un recorte de 10 millones en capítulo 1” (personal) del Servicio Canario de la Salud (SCS), sino lo que se busca es “adoptar medidas de eficiencia para lograr la sostenibilidad del sistema público”, saliendo así al paso de la denuncia de Intersindical Canaria sobre el posible recorte y el “grave riesgo de colapso” de aplicarse el paquete de medidas de control presupuestario.

Según la Consejería, el Servicio Canario de la Salud (SCS) presenta a estas fechas un elevado déficit en capítulo 1, derivado, entre otras razones, de la implantación de las 35 horas y de la carrera profesional sin que estuvieran los créditos previstos en el Presupuesto de 2019. Como consecuencia de ello, a fin de evitar superar el objetivo de estabilidad permitido por el Estado a 31 de diciembre de 2019, desde la Consejería se instó a los gerentes de los distintos centros sanitarios “a la adopción de medidas que mitiguen la desviación del escenario presupuestario”.

En este sentido, el Servicio Canario de la Salud manifestó que “desde la gerencia del Hospital Universitario de Canarias (HUC) aseguran que no se han suspendido planes de vacaciones aprobados”. Mientras que “respecto a la sustitución del personal, se viene efectuando en los mismos términos acordados por los responsables de los servicios, sin que se hayan adoptado nuevas medidas al respecto”.

Lo cierto es que Intersindical Canaria tenía constancia de que en el servicio de lavandería “se habían suspendido los permisos programados y aprobados” en la comisión de seguimiento de la misma a varios trabajadores, una medida a la que se dio marcha atrás desde la gerencia en funciones tras dar a conocer públicamente el sindicato este hecho el pasado miércoles. Mientras que ayer llegaron a primera hora quejas similares de suspensión de permisos desde el personal de cocina del Complejo Hospitalario, que, tras una llamada de los responsables sindicales a la gerencia, fue rectificada.

Nuevos equipos

Por otro lado, en las próximas horas la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias hará pública la relación de nuevos equipos directivos de los complejos hospitalarios del Servicio Canario de la Salud. Sobre la mesa tendrán que acometer estas medidas de eficiencia para que no se genere un déficit en las cuentas presupuestadas en 2019, así como preparar en 30 días la propuesta del presupuesto que deberán presentar al Servicio Canario de la Salud para el ejercicio 2020.

TE PUEDE INTERESAR