ECONOMÍA

Alteza refuerza su compromiso con el medio ambiente

La cadena de supermercados incorpora, en toda la cadena de distribución, bolsas de rejilla ligeras, resistentes, lavables y reutilizables, en una clara apuesta por la sostenibilidad

A partir del año 2021, todos los artículos de plástico de usar y tirar más populares, como platos, cubiertos, pajitas para beber, bastoncillos de algodón, bolsas de plástico y envases de poliestireno para alimentos, estarán prohibidos, según una normativa de la Unión Europea (UE) con el objetivo de reducir su impacto en el medio ambiente.

Es trabajo de todos hacer la compra de forma sostenible y por ello, ahora, dentro de su compromiso con el medio ambiente, en todos los supermercados Alteza, los clientes podrán conseguir bolsas rejilla reutilizables. Se trata de mallas reutilizables, lavables, ligeras y resistentes. Al ser transparentes, permiten pesar los productos y realizar las compras con comodidad y seguridad. Las ventajas de una bolsa reutilizable son innumerables. Permiten guardar los alimentos en una misma bolsa sin que se eche a perder y sin generar residuos innecesarios

Alteza ofrece así una nueva alternativa para las compras, además de las ya implantadas con anterioridad, como son las bolsas reutilizables de rafia, las cuales se pueden llegar a utilizar más de 50 veces; y sus bolsas 100% biodegradables libres de CO2. Y es que Alteza sigue dando pasos importantes con el fin de cuidar el medio ambiente. El siguiente paso de este 2019 será la implantación de las bolsas 100% compostables y biodegradables, las cuales se degradan biológicamente produciendo dióxido de carbono, agua y compuestos inorgánicos sin dejar residuos tóxicos visibles o distinguibles. Con esto se libera prácticamente todo el material plástico de los centros, con el objetivo de ser cada día más respetuosos con el medio ambiente. Muchas veces no nos damos cuenta, pero son pequeños gestos como este los que ayudan al planeta y la naturaleza.

Cada día tiramos al océano miles de toneladas de plásticos y es un material que se degrada lentamente, (tarda como unos cien años en hacerlo por completo) pero sus diminutas partículas, llamadas microplásticos, se desprenden enseguida llegando a todos los rincones de la tierra, incluso dentro de los intestinos. De hecho, el medio marino, tan importante en Canarias, es el más afectado y su degradación es más perjudicial que en la tierra. Según varios informes, el océano recibe más de 200 kilogramos de plástico por segundo.

En los últimos 8 años, los científicos que estudian el cambio climático en los océanos detectaron cinco islas formadas por plástico. Está claro que la única solución a este grave problema es eliminar el consumo de plástico. Las bolsas de plástico en los supermercados son una de las causas de este consumo desmedido del plástico. Y por ello Alteza quiere contribuir a reducir este impacto con la incorporación de estas bolsas rejilla que facilitaran unas compras más sostenibles.
DIARIO