SOCIEDAD

Advierten de la entrada de nuevas plagas en Canarias por la importación de productos tropicales

COAG se califica este hecho como "gravísimo"

COAG advierte de la entrada de nuevas plagas en Canarias a raíz de la Instrucción 2/2019 que reinterpreta la Orden de 12/1987 que regula el control fitosanitario de las importaciones vegetales a Canarias y flexibiliza los criterios, permitiendo la entrada en las islas de cultivos hasta ahora prohibidos como la piña tropical o la manga.

Desde la organización agraria se califica este hecho como “gravísimo”, especialmente si se tiene en cuenta que para este “drástico” cambio en los criterios no se ha consultado ni a las organizaciones agrarias, ni al propio Gobierno de Canarias, “que se ha tenido que enterar una vez ya adoptada la decisión”.

Entre las cuestiones que implica este acuerdo está, por ejemplo, permitir la importación de productos tropicales hasta ahora prohibidos, como la piña o el mango, cuando han tenido alguna ligera transformación (troceado, eliminado la semilla), lo que supone un “riesgo real” de que nuevas plagas, de las que Canarias está ahora exenta, se introduzcan en las islas y, como ha pasado por ejemplo en el caso del tomate, “amenacen el presente y el futuro del sector”, detalla COAG en una nota.

La asociación señala que Canarias es una de las regiones con mayor biodiversidad del mundo, lo que motiva que tenga una normativa diferenciada, de ahí que la manera en que se ha tomado la decisión desde el Ministerio “supone despreciar este carácter único de Canarias y pone en peligro de manera injustificada al sector de las islas”.

Por ello, desde COAG-Canarias se solicita que, de manera inmediata, se revoque y deje sin efecto la instrucción adoptada y se cese al director general de Sanidad de la Producción Agraria, Valentín Almansa.

Esta propuesta será trasladada este martes al ministro de Agricultura, Luis Planas, en el marco de la inauguración de la ‘Feria Fruit Attraction’ en Madrid, y la COAG espera que el Gobierno de Canarias se sume debido a un “cambio de criterio tan perjudicial y lesivo para el agro isleño”.