Santa Cruz

Cantinflas ya duerme tranquilo

Manuel de los Reyes abandonó ayer el que ha sido su hogar durante los últimos años para iniciar una nueva etapa en su vida, esta vez con un alquiler social en el barrio de Añaza

Manuel de los Reyes Cantinflas, se trasladó ayer a una pensión en Santa Cruz donde pasará los próximos días a la espera de poder mudarse a un piso de alquiler social en Añaza. R. L.
Manuel de los Reyes Cantinflas, se trasladó ayer a una pensión en Santa Cruz donde pasará los próximos días a la espera de poder mudarse a un piso de alquiler social en Añaza. R. L.

Manuel de los Reyes Cantinflas puso fin ayer a un capítulo de su vida para dar comienzo a otro. El personaje del Carnaval chicharrero hizo entrega de las llaves de la que ha sido su casa en los últimos 25 años y se trasladó a una pensión, donde pasará los próximos días a la espera de poder trasladarse a su nueva vivienda, en Añaza. Manolo había pedido tiempo para encontrar un piso al que mudarse después de que un juzgado ordenara que abandonara la vivienda en la que vivía, de la que era propietaria su pareja, fallecida hace años. El Cantinflas chicharrero duerme ya tranquilo con la perspectiva de empezar, a sus 75 años, una nueva etapa en su vida.

El Ayuntamiento de Santa Cruz procedió, en la tarde de ayer, a trasladar las pertenencias de Manolo a la vivienda de Añaza. Este piso, cedido por el Instituto Canario de la Vivienda al Ayuntamiento de Santa Cruz, aún no está del todo listo para recibir a su nuevo inquilino, puesto que hay que dar de alta la luz y el agua, a la vez que hacer algunos arreglos. Mientras tanto, Manolo dormía anoche en una pensión.

PHOTO-2019-10-23-20-25-35 (2) PHOTO-2019-10-23-20-25-35 (4) PHOTO-2019-10-23-20-25-35 (3)
<
>
Manuel de los Reyes Cantinflas, se trasladó ayer a una pensión en Santa Cruz donde pasará los próximos días a la espera de poder mudarse a un piso de alquiler social en Añaza. R. L.

Según los plazos previstos, se podrá ir hasta su nuevo hogar mañana mismo. La situación en la que accede a este piso es la de alquiler social. Para ello, el área de Asuntos Sociales tramitará una ayuda de alquiler para Manolo, de forma que él asumirá una parte del coste y la otra la pagará el Ayuntamiento.

Esta fórmula, insisten desde el Consistorio, es la misma que se emplea con cualquier otro vecino que se vea en la misma situación, es decir, la de verse amenazado por un desahucio. En el caso de Manolo, el IMAS tenía conocimiento de su caso desde hace casi un año, pero no ha sido hasta estos últimos meses, ya con el nuevo equipo de gobierno, cuando se ha concretado una solución.

Manolo ya había empaquetado la mayoría de sus cosas para que el Ayuntamiento las trasladara ayer hasta Añaza. Agradeció la ayuda recibida y admitió que respiraba un poco más tranquilo sabiendo que no se quedaría en la calle. Confía en que mañana ya tenga las llaves del que será su nuevo hogar y poder dejar atrás todo lo que ha pasado en estos últimos meses. En estos días, una vez que hizo pública su situación, el mundo del Carnaval se ha volcado con él y le está brindando su ayuda para salir adelante. Ahora toca recuperarse anímicamente de esta situación y pensar, como él mismo reconoce, en el próximo Carnaval, en el que Cantinflas seguirá, después de 54 años, siendo uno de los personajes más queridos de la fiesta chicharrera por excelencia.