sanidad

Hospiten aboga por la lactancia materna debido a sus múltiples beneficios

El Grupo proporciona información y pone a disposición de las familias la ayuda de su personal especializado para favorecer su práctica
Varias madres tinerfeñas amamantan a sus recién nacidos durante una jornada de sensibilización. S. M.
Varias madres tinerfeñas amamantan a sus recién nacidos durante una jornada de sensibilización. S. M.
Varias madres tinerfeñas amamantan a sus recién nacidos durante una jornada de sensibilización. S. M.

El grupo Hospiten se une a la conmemoración de la Lactancia Materna, este año bajo el lema Empoderémonos ¡Hagamos posible la lactancia materna!. Se trata de una reivindicación que tiene lugar cada año en 120 países desde 1990, año en que se aprobó la Declaración Innocenti por los Gobiernos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef, entre otras organizaciones, para proteger, promover y apoyar la lactancia materna.

Desde Hospiten se fomenta esta práctica que tiene grandes beneficios tanto para la madre como para el bebé. “Facilitamos información, ponemos a disposición de las familias la ayuda del personal de enfermería especializado en la materia y nos implicamos por completo para que se dé una lactancia exitosa. En la actualidad el 82,28% de recién nacidos con alta hospitalaria son alimentados con lactancia materna exclusiva en nuestro hospital” explicó la matrona de Hospiten Sur, Lina Esther Eligio.

La lactancia puede prevenir la leucemia infantil, así como otras patologías infecciosas y crónicas, y es especialmente importante en el caso de prematuros, ya que evita el riesgo de padecer enterocolitis necrotizante, una enfermedad intestinal grave. La OMS asegura que el aumento de la lactancia materna podría salvar 800.000 vidas al año en menores de seis meses. “Además, amamantar reduce el riesgo de que las madres padezcan cáncer de ovario y de mama, diabetes tipo 2 y enfermedades cardiacas” apuntó.

La matrona de Hospiten aseguró que “desde hace unos siete años ha cambiado” la manera en la que el personal sanitario introduce a la madre y al bebé en la lactancia. “Antes se llevaba al recién nacido al nido automáticamente, pero ya no. Desde hace un tiempo Unicef y la OMS recomiendan que no se separe al bebé de la madre para que pueda mamar en su primera hora de vida”. Además, insistió en evitar el uso de tetinas y biberones al menos en el primer mes de vida. “Es importante que no haya confusión porque la succión es diferente y, si se introducen, puede dificultar la lactancia”.

A pesar de que existen numerosas recomendaciones y muy diferentes en torno a la lactancia materna, la OMS es clara en la manera y tiempo en que se debe amamantar: de manera exclusiva hasta los seis meses y combinando la leche materna con otros alimentos al menos hasta los dos años. “La gente piensa que la leche materna va perdiendo propiedades con el tiempo, pero no es verdad. Lo cierto es que se va adecuando a la demanda energética del bebe que la toma, siendo el alimento más completo desde el punto de vista nutricional que existe”.

TE PUEDE INTERESAR