Güímar / Arafo

Consenso inicial para sacar la licitación del nuevo servicio de agua en Güímar

El día 19 se llevará a Pleno para su aprobación, el mismo día que el PP pedirá revocar los sueldos que Gustavo Pérez califica de “legales”

Toda la Corporación parece en principio de acuerdo en el nuevo concurso del agua / DA

El próximo día 19, los cinco partidos políticos con representación en el Ayuntamiento de Güímar aprobarán la licitación, cinco años después de terminar la prórroga con Aqualia, del nuevo concurso del servicio de agua potable, el de mayor coste para las arcas municipales.

A día de hoy hay consenso entre los dos partidos del Gobierno local (PSOE-CC) y los tres de la oposición (PP, Cs y Sí se puede) para sacar adelante la redacción de los pliegos, que ya estaban prácticamente ultimados en mayo, poco antes de las elecciones municipales.

Ese documento establecía que la empresa ganadora tendrá un coste para las arcas públicas de 70 millones de euros y una duración de 25 años. En Candelaria el concurso recoge 10 años, a razón de 2,8 millones por ejercicio, más caro que el servicio de la basura, que ahora, con la prórroga más que superada, le cuesta al Consistorio casi dos millones de euros, a raíz de 87.317 euros mensuales y pagados con reparos de Intervención.

La única incertidumbre sobre el consenso alcanzado radica, según Gustavo Pérez, primer teniente de alcalde, en la duración del contrato, algo que espera quede definido en la comisión informativa del día 13.

También el día 19 se llevará acabo el pleno extraordinario solicitado por el PP, con el ánimo de revocar los sueldos del alcalde, Airam Puerta, y del primer teniente de alcalde -y alcalde desde junio de 2021- Gustavo Pérez, al considerar “ilegal” que tengan un 95% de dedicación parcial. Esto Pérez lo considera “legal” pues así se lo hizo saber la secretaria municipal, que alega que “ninguno de los apartados del artículo 75 de la Ley 7/85 habla del límite del 75% de dedicación parcial, ni tampoco cabe en la distribución salarial aprobada”.

La TF-28 en La Hidalga solo tiene un carril que viene de Güímar/ SERGIO MÉNDEZ

 

Quejas por las obras en La Hidalga

El alcalde de Arafo, Juan Ramón Martín, reconoce que las obras que realiza el Cabildo en la TF-28, para mejorar la red de pluviales en la zona de La Hidaga, “son fundamentales para evitar los daños que causan las fuertes lluvias en calles y viviendas”, pero admite que “ha faltado comunicación y señalizaciones a los usuarios de la vía”.

Martín señala que “no han querido poner señaleros ni semáforos y permitir el tránsito en dirección Güímar”, ahora cortado, y anuncia que la obra durará hasta junio, cuando la red se lleve al barranco en dirección Candelaria, “y será peor aún”, dijo.