Santa Cruz

La “salvaje” Ley de Patrimonio Histórico paraliza los planes del Antiguo Santa Cruz y Los Hoteles

La exigencia de detallar al máximo los bienes de interés cultural en los dos ámbitos lleva a renunciar a los redactores de uno de los documentos y a la renegociación del contrato del otro

Pasear por el Antiguo Santa Cruz supone pasar de espacios mejor conservados, como la calle Castillo o La Noria, a otros que recuerdan a los efectos devastadores de una guerra. Fran Pallero

La entrada en vigor de la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias ha dejado el planeamiento de los espacios históricos de Santa Cruz en dique seco. Tanto el Plan Especial del Antiguo Santa Cruz como el de Los Hoteles y Pino del Oro se encuentran, en estos momentos, paralizados en su tramitación, a pesar de que ambos documentos ya se encontraban en el Gobierno de Canarias para su evaluación ambiental. Los redactores del Plan del Antiguo Santa Cruz han renunciado a seguir con su tramitación y los de Los Hoteles se encuentran negociando la modificación del contrato original. Los primeros alegan que no tienen capacidad para elaborar el documento de detalle de todos los bienes de interés cultural que se encuentran dentro del espacio a proteger, tal y como exige la nueva ley canaria, mismo motivo que ha llevado a los segundos a renegociar el contrato para añadir el nuevo documento de detalle. Así lo confirmó, ayer, en la Comisión de Control, el concejal de Urbanismo, Juan Ramón Lazcano.

El edil, que calificó de “salvajada” las exigencias de la norma canaria por el nivel de detalle que exige al planeamiento, lamentó la situación de parálisis en la que se queda la ciudad en cuanto a estos núcleos históricos de la capital. Aunque no aclaró si finalmente habrá algún tipo de penalización para los redactores del Plan del Antiguo Santa Cruz, sí apuntó que si la situación no se puede reconducir, habría que licitar de nuevo la redacción del documento, lo que supondría comenzar de nuevo. No supo explicar si se va a negociar con los redactores, que ya han renunciado por escrito, como ya se está haciendo con los del Plan de Los Hoteles.

La realidad es que todo el planeamiento que regula los espacios históricos en Santa Cruz, incluido El Toscal, sobre el que se desconoce el punto en el que se encuentra y si saldrá adelante o no con los informes en contra del Gobierno de Canarias, está paralizado.

El edil del PP, Carlos Tarife, que coincidió con Lazcano en las críticas a la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias, afirmando incluso que no compartía el apoyo que su partido le dio en el Parlamento, sugirió al concejal que abordara el estudio de detalle que pide la nueva norma de manera independiente, sumándolo al trabajo ya hecho y así evitar la pérdida de lo ya realizado. Tarife invitó a Lazcano a que pusiera en marcha líneas de ayudas concretas para estas zonas ante la paralización del planeamiento a la que se enfrenta.

El concejal de CC, José Manuel Bermúdez, señaló que la paralización era “una mala noticia” para el casco histórico. “Es como empezar de cero, seguiremos en un limbo jurídico inevitable e injusto para los vecinos”. Por su parte, Ramón Trujillo (UP) llamó la atención sobre el entendimiento que había entre técnicos de las distintas administraciones antes de que se produjera la externalización de los planes, algo que, según Trujillo, provocó el desacuerdo.

Colapso

Otro de los planes que se llevó ayer a la Comisión de Control fue el de Telecomunicaciones, que lleva tramitándose desde 2017. Lazcano explicó que se encuentra también a la espera de que supere el trámite ambiental, explicando que el órgano del Gobierno de Canarias, encargado de dar el visto bueno a estos expedientes, está colapsado. “Me han comunicado que tienen un atasco de más de 200 expedientes”, explicó. El edil avanzó que Urbanismo ya ha redactado las bases del órgano ambiental de Santa Cruz, que se aprobará en breve.