la laguna

Los comercios, satisfechos con el nivel de ventas de La Noche en Blanco 2019

Desde la asociación Asiec-La Laguna Zona Comercial valoran que en esta edición se ha logrado un aumento de la facturación
Miles de personas llenaron las calles del centro de La Laguna durante la pasada Noche en Blanco. / SERGIO MÉNDEZ

Desde la asociación Asiec – La Laguna Zona Comercial valoran positivamente las ventas logradas por sus comercios asociados en la última edición de La Noche en Blanco, celebrada el pasado 16 de noviembre.

“La Noche en Blanco ha funcionado bien desde el punto de vista comercial, se ha vuelto a lo que era la esencia del acto, que era dinamizar el comercio, porque la gente se había creído que era una fiesta y en realidad es una acción comercial”, explicó Iván Pérez, presidente de la asociación, algo que creen que se había perdido en los últimos años.

“En la restauración siempre ha ido bien pero el comercio sí que había perdido bastante protagonismo, porque se había convertido más en una fiesta en la calle”, apuntó Iván Pérez al respecto. Por ello, explicó, se solicitó a la concejal del área, María José Roca, “que se quitase un poco tanta actividad en el centro, y fuera más a la periferia, porque en los últimos años se había convertido más en un botellón, y que se dinamizase para que la gente pudiese comprar”.

Por su parte, Pablo Reyes, presidente de la Asociación de Vecinos del Casco Histórico, hace también una valoración general “satisfactoria” del acto, aunque considera que “ha tenido aspectos buenos y otros a mejorar”. Una valoración personal, como residente en el centro, ya que la junta de la asociación se reunirá la próxima semana y emitirá una global.

Así, a su juicio, fue muy positivo el mayor control que hubo este año del volumen del ruido en la calle, de los horarios y de los residuos, así como se abriera un plazo para que hacer propuestas; aunque apuntó que “quizás faltó algo más de dinamización” en calles como, por ejemplo, Heraclio Sánchez o San Juan. “Y la orientación más artística y acabar a las doce, pues quizás a la gente le chocó -indicó-, pero todo es un tema de gustos”, apuntó Pablo Reyes.

“Lo que está claro es que algunos cambios había que hacer porque daba la sensación de que se había perdido la orientación inicial”, manifestó Pablo Reyes, aunque añadió que quizás “habría que organizar un debate con los comerciantes y vecinos y ver cómo le podemos dar el giro”.

Respecto a este giro, la concejal lagunera de Comercio, María José Roca, destacó, este pasado fin de semana en DIARIO DE AVISOS, el cambio de modelo del acto, concebido “desde la conciencia de los recursos propios, la inclusión, el respeto, la igualdad y la sostenibilidad”. “Intentando no presionar con más personas que aquellas que pudieran absorber las dos arterias principales del centro, y así redistribuir de manera justa entre las calles las visitas a los comercios, fin último de La Noche en Blanco”, destacó.

TE PUEDE INTERESAR