Cumbre por el clima

Ezequiel Navío: “El 90% de la energía en Canarias proviene de combustibles fósiles”

El ambientalista apunta que las Islas tienen el reto de lograr que el uso de las renovables aumente en un 45% antes del año 2030, como exige el Acuerdo de París

Navío asegura que el Archipiélago no lidera la transición ecológica por la poca voluntad política mostrada en las anteriores legislaturas . DA
Navío asegura que el Archipiélago no lidera la transición ecológica por la poca voluntad política mostrada en las anteriores legislaturas . DA

El Acuerdo de París establece el compromiso de los países firmantes de reducir en un 55% sus emisiones de gases de efecto invernadero antes del año 2030. En el caso de Canarias, el 90% de su energía proviene de la quema de combustibles fósiles, esto implica que las Islas tendrán que asumir “el reto obligatorio e imprescindible” de conseguir que un 45% de esa energía, se genere de forma limpia antes de 10 años. En este contexto, expertos medioambientales como Ezequiel Navío acuden a la COP25 para posicionar al Archipiélago como referente en la transición ecológica, algo que si no se ha conseguido antes, asegura, “es por la falta de voluntad política en anteriores legislaturas”.

Ezequiel Navío fue encargado del Observatorio de Cambio Climático del Gobierno de Canarias durante el mandato de Fernando Clavijo. En su trayectoria se ha dedicado a asesorar a cabildos insulares en materia medioambiental, motivo por el que se encuentra presente en Madrid durante esta COP25. Navío ha sido una voz crítica y autorizada que ahora se muestra esperanzada con la forma “muy decidida” en la que se está trabajando en la redacción de la Ley Canaria de Cambio Climático.

“Es el momento de impulsar una ley de cambio climático que favorezca a las administraciones locales, las industrias, las empresas y la ciudadanía, el acceso a la implementación de las energías limpias”, expone el experto. En su opinión, todo ello supondrá un cambio de paradigma, un esfuerzo “de magnitud muy elevada” que “solo se puede hacer mediante el consenso”.

En ese cambio de paradigma, Navío señala que la materia prima “siempre la hemos tenido”, en referencia a las dos universidades públicas de Canarias y otras entidades como el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) o el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC); “tenemos un panel formidable de científicos y de tecnología que no solo no tenemos que coger de fuera, sino que incluso podemos exportar”, sentencia.

En la toma de decisiones respecto a la transición ecológica, Navío vincula a la sociedad canaria en su conjunto: “las pequeñas y medianas empresas, el sector turístico, el energético, el comercio… todos tenemos que consensuar y arrimar el hombro contra reloj”.

Asimismo, en un momento en el que se debate el peso de las acciones individuales respecto a la situación del planeta, el experto afirma que estas “también son fundamentales” y señala que en el ámbito personal se puede empezar por adquirir productos del kilómetro cero. “Se están comprado bebidas, legumbres y verduras que provienen de Asia o Latinoamérica”, critica. A esto suma el cambio en la forma de desplazarse o en el uso que cada ciudadano hace de la energía o el agua en su vivienda, ya que todo “contribuye a que aumente la huella de carbono”.

Territorios vulnerables

Esta cumbre no solo es “decisiva” para el empuje de todos los protocolos y su entrada en vigor en 2020, sino que además lo será para la aprobación de los 100 millones de dólares anuales que aportarán todos los países miembros de la convención marco para ayudar a financiar a los países más vulnerables ante riesgos surgidos a consecuencia del cambio climático. Los daños económicos generados por “los huracanes, las sequías, las inundaciones, las lluvias torrenciales o el incremento del nivel del mar” serán previstos en esta cumbre.

Navío advierte que estos fenómenos no son un hecho del futuro; “están teniendo ya mucho impacto en poblaciones humanas, es por ello que se intenta cerrar en Madrid la entrada en funcionamiento de ese fondo verde de ayuda a estos países”.

La toma de decisiones en la COP25 responderá a las demandas de la comunidad científica internacional y del panel intergubernamental de cambio climático, aunque el experto invita a no dejar de lado el ruido de las movilizaciones mundiales de ciudadanos, ecologistas, y sobre todo, de los jóvenes”.